Escribir una guía de Nueva York en línea significa que todos nuestros contenidos son públicos, y tenemos la suerte de que muchas empresas nos encuentran, se interesan por nuestro trabajo y nos proponen colaborar de alguna forma.

Que te ofrezcan una retribución (en forma de dinero o de productos gratis) a cambio de hablar de una empresa es tan tentador, que muchas webs dejan a un lado la honestidad para convertirse en escaparates de otras marcas.

Nosotros empezamos a escribir A Nueva York con una sola idea: crear una guía de Nueva York honesta y verdadera, contando cómo es esta ciudad tanto para los que vivimos en ella como para quienes nos visitáis. Y contándolo de veras, sin vender una imagen idílica y edulcorada para ganar dinero. Hay muchísimo bueno, algunas partes no tan bonitas y otras que se prestan a distintos puntos de vista. Y seguimos convencidos de que queremos ser la web de Nueva York que te las cuente todas.

Nuestros contenidos

  • Todos nuestros contenidos son propios. Los pensamos, organizamos y escribimos nosotros según nuestra experiencia en Nueva York.
  • Todas las fotografías de la web son propias, a no ser que indiquemos lo contrario o sean fotos libres de derechos de autor. Los iconos de la sidebar de la web tienen licencia Creative Commons y pertenecen a Jake Dunham (edificio Chrysler, pretzel y prismáticos) y a Tim Boelaars (cama de hotel).
  • Nos informamos mucho antes de escribir un artículo; queremos que sean rigurosos.
  • Aun así, a veces pueden escapársenos detalles, puede haber algún precio que haya cambiado y no hayamos actualizado… En estos casos, te agradecemos muchísimo que nos lo indiques en un comentario.
  • No compramos seguidores en las redes sociales utilizando técnicas ilegales. Si nos sigues, es porque te interesa nuestro contenido y no eres un robot creado solo para aumentar los contadores.
  • (Si eres un robot, escríbenos, nos vendría muy bien alguien que tenga buenas ideas y teclee rápido :D).
  • Intentamos contestar todos los comentarios, excepto en dos casos:
    • Si lo que se pregunta está claramente indicado en el artículo. En este caso preferimos no saturar los comentarios explicándolo de nuevo.
    • Si la persona nos expone situaciones muy concretas, y que dependen de las leyes de Estados Unidos. No solo nos es imposible dar consejo, sino que creemos que es más razonable animarles a contactar con la Embajada o el Consulado de Estados Unidos en su país.

Enlaces de afiliación

  • En algunos artículos, usamos enlaces de afiliación. Eso significa que, si compras algo a través de nuestro enlace, la empresa nos da un pequeño porcentaje de la venta, pero para ti el precio es exactamente el mismo.
  • Usamos este tipo de enlaces solo cuando hablamos de empresas o productos que nos gustan. Jamás te recomendaremos un producto que no nos convenza.
  • La afiliación es una de las formas principales de una web independiente para generar ingresos para mantener la plataforma, el servidor y poder seguir escribiendo contenidos propios y únicos, por eso te agradecemos muchísimo la ayuda que nos prestas si compras a través de nuestros enlaces.

Relación con empresas y marcas

  • Tenemos total libertad para elegir si queremos o no colaborar con alguna empresa.
  • Si alguna vez colaboramos con una empresa, es porque estamos convencidos de que sus contenidos son de interés para nuestro público y se ajustan a nuestra línea editorial.
  • Si una empresa nos invita a probar su producto, en el artículo te indicaremos que hemos sido invitados. Por ejemplo, cuando probamos la CityPASS de Nueva York.
  • No aceptamos dinero a cambio de escribir sobre alguien.
  • Nuestra opinión no está en venta. Siempre que es relevante, incluimos distintos puntos de vista y contamos lo bueno y lo no tan bueno.