¿Has comenzado a calcular el presupuesto para viajar a Nueva York y te ves sobreviviendo a base de hot dogs todas las vacaciones?

No lo negaremos: la Gran Manzana puede llegar a ser muy cara. Pero, conociendo un poquito las estrategias de los neoyorquinos para que salgan las cuentas, verás cómo el bolsillo no se resiente tanto y te sobran unos cuantos dólares para invertir en souvenirs y en cupcakes.

¡Apunta y pon en práctica estos trucos para ahorrar en Nueva York!

Como ahorrar en Nueva York

Trucos y consejos para ahorrar en Nueva York

1. Ahórrate la propina en restaurantes sin servicio

Comenzamos por una de las estrategias para ahorrar en Nueva York que más impacto tendrá en tu viaje.

Si comes en un restaurante con servicio de mesa, prepárate para sumar a la factura como mínimo un 15 % de propina, como te contamos en el artículo de las propinas en Nueva York.

Para ahorrarte esta convención estadounidense sin que ningún camarero te persiga por no haber dejado tip, busca restaurantes sin servicio de mesa, donde no se acostumbra a dejar propina.

Y no, no hace falta que te alimentes solo de pretzels de los carritos callejeros: aquí te proponemos restaurantes donde comer barato en Nueva York sin renunciar a la calidad. Comer en Nueva York Gotham West Market-1

2. Recuerda que el agua es gratis

El agua del grifo de Nueva York no solo es potable, sino que, además, te la sirven gratis en todos los restaurantes.

En la mayoría, te ponen una jarra de agua gratis incluso antes de que la pidas. Pero, si no lo hacen y te preguntan si quieres beber algo, solo tienes que decir Some tap water, please.

Además, durante la comida te la rellenarán cuantas veces haga falta. Incluso en los locales sin servicio suele haber un depósito de agua y vasos para que los clientes se sirvan.

Teniendo en cuenta que un refresco en un restaurante te puede costar unos $3-$4; una cerveza, $6-$8, y un cóctel, más de $10, ¡el bolsillo te agradecerá elegir el agua neoyorquina!

Brunch en Nueva York

El agua del grifo siempre es gratis

3. Compra una MetroCard y usa el metro

La MetroCard es la tarjeta de transporte de Nueva York, y una herramienta imprescindible para moverte por la Gran Manzana (andar siempre es la mejor opción, ¡pero a veces los pies no dan para tanto!).

Puedes cargarle dinero y utilizarla para cualquier metro o bus urbano y, de ese modo, pagar un poquito menos por cada viaje que si compraras los billetes por separado. Y mucho menos que si te desplazaras en taxi, ¡claro!

Además, si tienes pensado tomar varios metros o buses al día, hay una modalidad de MetroCard que te ofrece viajes ilimitados durante 7 días o 30 días.

Calcula cuántos trayectos harás: si te mueves mucho y la amortizas, ¡puedes ahorrar bastante!

 

Apúntate: Aquí te contamos cómo funciona el metro de Nueva York y aquí tienes toda la información sobre la tarjeta MetroCard.

MetroCard de Nueva York - Bus

El abono de transporte de Nueva York, la MetroCard

4. Reserva hotel con mucha antelación (y ten en cuenta otros distritos)

Como siempre decimos, el alojamiento es el mayor gasto de un viaje a Nueva York. Elijas lo que elijas, será caro en comparación a otros destinos.

La única forma de ahorrar es viajando en temporada baja (en especial, en enero o en febrero), reservando con mucha antelación o quedándote en distritos como Queens, con buena conexión a Manhattan pero precios menores.

Ya que las fechas no siempre podemos elegirlas, para ahorrar en Nueva York es importantísimo que alquiles un hotel o apartamento cuanto antes. Si esperas, verás cómo los precios que al principio te parecieron caros se vuelven cada vez más desproporcionados.

Recomendacion-hoteles-Nueva-York-Boro-Hotel-Queens

5. ¿Supermercado? ¡Trader Joe’s!

Es probable que durante tu viaje a Nueva York no necesites poner los pies en un supermercado. Pero, si te alojas en un apartamento y quieres cargarte de provisiones para cocinar en casa, o si quieres comprar fruta y snacks, te recomendamos ir a Trader Joe’s, uno de los mejores supermercados de Nueva York.

En Trader Joe’s casi todo es de marca propia, la comida es de calidad, hay productos la mar de originales… Y, lo mejor, ¡los precios son razonables!

Bastante más que en Whole Foods (otro supermercado muy recomendable) o que en los delis que encontrarás cada pocos pasos.

¿El único inconveniente? Todos los neoyorquinos conocen el secreto y, en horas punta, hay colas larguísimas para comprar. Para ahorrar sin volverte majareta, ve a primera hora de la mañana o antes del cierre.

 

Apúntate: Para hacer la compra, te recomendamos también estos supermercados de Nueva York.

Como ahorrar en Nueva York supermercado Trader Joes

Trader Joes, de la mejor relación calidad-precio de Nueva York

6. Plantéate tarjetas como la CityPASS o la New York Pass

En Nueva York hay varios abonos turísticos que te permiten ahorrar cuando visitas unas cuantas atracciones.

Por ejemplo, la New York CityPASS incluye 6 lugares emblemáticos, como el Top of the Rock, el Empire State o la Estatua de la Libertad, por un precio total mucho menor que si los visitaras por separado.

Otra buena opción es la New York Explorer Pass, que te permite elegir cuántas atracciones quieres visitar (en una lista de más de 60) y descubrirlas a lo largo de 30 días.

La New York Pass y la Sightseeing Pass también son geniales si tu intención es visitar tantos lugares como puedas.

Es imprescindible que hagas cálculos, ya que, como siempre decimos, las tarjetas tienen que amoldarse a tu viaje, no al revés. Si no tienes intención de visitar la mayoría de los lugares que incluyen, desde luego no te compensarán.

Pero, si te apetece sacarle el jugo a Nueva York y descubrir sus atracciones imprescindibles, con ellas puedes llegar a ahorrar muchísimo.

 

Te recomendamos: Pasa por nuestra comparativa de tarjetas turísticas de Nueva York para decidir cuál te compensa más.

Subir al Empire State Building Nueva York Top of the Rock-1

7. Adiós, lattes frapuccinos

Desayunar todos los días una bebida gigante de Starbucks o un café latte con un corazón perfecto dibujado en la espuma es tentador, sí… Pero un latte, un capuccino o cualquier bebida de las cadenas más famosas te costará sobre $4-$5.

Si le sumas algo de bollería, también sobre el mismo precio, un desayuno te sale a más de $8.

En cambio, si lo único que buscas es un chute de café para empezar el día, para ahorrar en Nueva York puedes pedir un Coffee o un Americano, cafés de filtro larguísimos, que en las cafeterías cuestan sobre $2-$3 y, en los carritos de la calle o en los delis, incluso $1.

En todas las cafeterías hay jarras de leche (gratis) para que tú mismo rellenes el vaso como te apetezca, así que puedes prepararte un café con leche por mucho menos que un latte.

8. Averigua cuándo son gratis los museos

Algo que nos encanta de las instituciones de Nueva York es que intentan poner la cultura al alcance de todos, y, para ello, muchos museos son gratis un día a la semana, u ofrecen entrada sugerida para que dones lo que tú creas oportuno.

Pero, aunque la entrada sea sugerida, intenta aportar algo siempre que puedas: ¡los museos de la ciudad bien merecen que invirtamos unos dólares (que podemos ahorrar por otro lado) en ellos!

 

Te recomendamos: Toma nota de cuándo son gratis los museos de Nueva York con este artículo y organízate para visitarlos en esas fechas.

Curiosidades-de-Nueva-York-que-te-sorprenderan-Museo-Historia-Natural

9. Aprovecha estas actividades gratuitas

Además de los museos, en la Gran Manzana existen otras atracciones que ofrecen visitas y experiencias gratuitas.

Aquí te contamos qué hacer gratis en Nueva York, desde remar en kayak por el Hudson hasta subir al ferry de Staten Island.

 

Tour gratis por Nueva York. Aquí puedes apuntarte a un free tour por Nueva York (pagas lo que tú consideres justo a cambio de la experiencia).

Qué hacer gratis en Nueva York - Visitar el City Hall, el Ayuntamiento

10. Ten claras tus prioridades

Por mucho que insistamos, por ejemplo, en que para ver la Estatua de la Libertad puedes tomar el ferry gratuito de Staten Island, quizás a ti te hace muchísima ilusión verla de cerca y prefieres un crucero de pago.

Y, al revés: otra persona preferirá invertir en un musical de Broadway y no visitar la Estatua de la Libertad, subir a un rooftop en lugar de al Empire State Building

Desde A Nueva York intentamos aportarte toda la información para que decidas qué es prioritario para ti, ya que, elijas lo que elijas, si lo haces convencido y conociendo las opciones, ¡seguro que valdrá la pena!

Mejores rooftops de Nueva York 230 Fifth-1

Y, lo más importante: viaja siempre con seguro

Nosotros te hemos compartido nuestros trucos, pero de nada sirve ahorrarte unos dólares en el café o el transporte si, en caso de que necesites ir al médico durante tu viaje, tienes que desembolsar cientos (o miles) de $$.

Y es que viajar a la Gran Manzana con un buen seguro no solo es imprescindible: es la inversión más importante del viaje.

Aunque lo mejor, claro, es que no llegues a usarlo… ¡pero tendrás la tranquilidad de no tener que pagar una factura desorbitada en caso de que sí!

 

Elige un buen seguro. Aquí te contamos en qué fijarte para elegir un seguro de viaje para Nueva York. Un plan que recomendamos es el Viaje Premium de Mondo. Consigue un 5 % de descuento al contratarlo desde aquí (se aplica al calcular el precio).

¿Has puesto en práctica alguno de estos consejos para ahorrar en Nueva York? ¿Qué otras tácticas nos recomiendas?

 

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'