En el barrio de Williamsburg, en Brooklyn, presenciarás uno de los contrastes más impactantes de Nueva York. Al norte del puente de Williamsburg, es la pura definición de hipster: tiendas, restaurantes, gente joven, arte callejero…

Pero, si cruzas el puente por debajo, en la parte sur te encontrarás un panorama muy distinto: el barrio judío de Williamsburg, un microcosmos cerrado que por un instante te hará dudar de que estés en la ciudad de los rascacielos.

Sabemos que este barrio genera todo tipo de reacciones, como impacto, curiosidad e incluso miedo. Así que hoy queremos despejar algunas dudas y contarte cómo visitar el barrio judío ultraortodoxo de Williamsburg, ya sea por tu cuenta o en uno de los famosos tours de contrastes de Nueva York. ¡Vamos allá!

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg 1500-7

Visitar el barrio judío de Williamsburg

El primer contacto que muchos tenemos con el barrio judío de Brooklyn, incluso antes de conocerlo, es al ver por las calles o en el puente de Williamsburg a los judíos ultraortodoxos. Sus vestimentas los hacen inconfundibles: ellos, con túnicas negras, sombrero, largas barbas y tirabuzones; las mujeres, con ropa recatada, falda larga, medias tupidas y peluca.

Su apariencia es tan distinta al del resto de neoyorquinos que, incluso en una ciudad donde cada cual tiene su propia definición de la moda, seguro que en un primer momento te impacta verlos. ¿Quiénes son?

  • Los judíos ultraortodoxos de Williamsburg forman parte de la comunidad jasídica Satmar, que llegó desde Europa después de la Segunda Guerra Mundial.
  • Viven en el sur del barrio de Williamsburg.
  • La calle principal del barrio judío es Lee Avenue, aunque se extiende más allá, más o menos desde Division Avenue (norte) hasta Heyward Street (sur).

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Una vida marcada por la religión

Si su aspecto sorprende, al adentrarte en el barrio judío de Williamsburg sentirás una perplejidad aún mayor. Las calles tienen un aspecto desangelado, con fachadas viejas, ventanas enrejadas y comercios austeros. Por ellas transitan grupos de hombres y, por otro lado, mujeres empujando carritos y rodeadas de niños.

Para entender un poco mejor esta otra realidad de Brooklyn, hay que pensar que la religión marca todos los aspectos de la vida de la comunidad judía ultraortodoxa.

La tradición sagrada se sigue al pie de la letra, y los miembros de la comunidad rara vez interactúan con el exterior, hasta el punto de que, aunque podemos entrar o salir de él, el barrio es hermético y está apartado del día a día del resto de Nueva York.

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Familias numerosas

Los judíos ultraortodoxos se casan muy jóvenes y pronto comienzan a formar una familia que, en la mayoría de casos, será muy numerosa. Fíjate en que no es extraño ver a madres rodeadas de hasta 8 hijos, y no hay mujer joven que no empuje un carrito.

Los descendientes continuarán con la tradición y, a su vez, mantendrán una tasa de natalidad elevada. Hoy en día, la comunidad judía ultraortodoxa de Williamsburg está formada por unos 80 000 habitantes, pero la cantidad crece año tras año.

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Las mujeres

Además de la cantidad de hijos, algo que te llamará la atención de las mujeres del barrio judío de Brooklyn es su ropa recatada.

Visten ropa oscura (las niñas son las únicas que llevan ropa de colores más vivos), con faldas por debajo de la rodilla, medias incluso en verano, y jerséis o chaquetas sencillos y con manga hasta el codo.

Otro distintivo es que, como símbolo de modestia y para no mostrar algo que se considera íntimo o sensual, las mujeres casadas se cubren el pelo con sombreros, pañuelos o pelucas, algunas de ellas llegando incluso a raparse.

Distinguirás enseguida las pelucas, llamadas sheitel, porque la mayoría son del mismo estilo y corte, y, como resultado, muchas mujeres tienen una apariencia casi idéntica.

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Los hombres

Ellos también te sorprenderán por su aspecto, marcado por las túnicas y trajes completamente negros. Algo muy característico es que, desde pequeños, los hombres se dejan crecer dos tirabuzones a ambos lados de la cabeza, los payot.

Para cubrir la cabeza, primero se colocan una boina judía, la kippah, y, encima de esta, muchos llevan también un sombrero de ala ancha.

Puente de Williamsburg comunidad judia ultraortodoxa

Una comunidad con pocos recursos

En Nueva York, los judíos se relacionan con el distrito de los diamantes, tiendas como B&H y propiedades inmobiliarias. Quizás por eso, mucha gente supone que el barrio judío de Brooklyn es una zona acaudalada.

Al contrario: aunque seguro que algunas familias con pisos en la parte norte de Williamsburg han sacado tajada del boom inmobiliario, buena parte de la comunidad vive en la frontera de la pobreza.

En muchos hogares, los hombres se dedican al estudio de la Torá, y las mujeres son la única fuente de ingresos para familias que, como has visto, pueden llegar a ser muy numerosas.

Paséate por las calles y lo distinguirás a simple vista, en el estado de los edificios, de las instalaciones… Lo más curioso es que, al contrario que en la mayoría de barrios humildes de Nueva York, en este el índice de criminalidad es muy bajo.

Siempre nos sorprende ver cómo dejan carritos y juguetes en los callejones, sin nadie vigilando, pero la comunidad es tan cerrada que también en ese aspecto se crea un universo paralelo.

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

¿Es peligroso visitar el barrio judío de Williamsburg?

Y eso nos lleva a una pregunta que quizás te hayas hecho: ¿es peligroso visitar el barrio judío de Brooklyn? La respuesta es que no, puedes pasear sin temor.

Es probable que te encuentres con miradas de recelo, aunque lo más común es que, si no interfieres en sus rutinas, los vecinos te ignoren. Y aquí debemos recordar algo que algunos turistas olvidan, y es que somos nosotros quienes nos adentramos en su comunidad por curiosidad, pero, para ellos, lo que a nosotros nos despierta tantas sensaciones es su día a día.

Por incomprensible que te resulte, sé respetuoso, sobre todo a la hora de sacar fotografías. Como muchas excursiones, como el famoso tour de Contrastes, pasan por el barrio, alguna gente olvida que las calles no son un decorado, y que a los vecinos puede sentarles mal ser objetivo constante de las cámaras.

Cómo visitar el barrio judío de Williamsburg

Después de conocerlo un poquito mejor, ¿sientes curiosidad por visitar el barrio judío de Williamsburg? ¡Genial! Puedes hacerlo de dos formas:

  • Por tu cuenta (en metro). Puedes bajar en el metro de Bedford y llegar andando desde la parte más hipster de Williamsburg (unos 25 minutos), o bajarte en la parada de Marcy Ave, una zona un poco más latina, o en Hewes St o en Broadway.
  • En un tour de Contrastes. Si prefieres ir en una visita guiada, este tour es uno de los más típicos de Nueva York, y te permite conocer un poquito más de algunos barrios del Bronx, Queens o Brooklyn. En Brooklyn, pasarás por el barrio judío. Haz click aquí para reservar el tour de Contrastes de Nueva York.

Una curiosidad: Fíjate en un detalle de los autobuses escolares del barrio. Aunque son los típicos buses amarillos, ¡todo está escrito en hebreo!

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

¿Se puede visitar en sábado?

El sábado (sabbath shabbat) es el día sagrado de la semana para la religión judía. Es un día de descanso, en el que está prohibido trabajar y hacer otro tipo de actividades (como escribir, conducir e incluso cocinar), y todos los comercios están cerrados.

Si quieres entrar a las tiendas o probar algún típico dulce judío, mejor que visites el barrio de Williamsburg otro día.

Pero el sábado es un día curioso por otro motivo: los vecinos acuden a la sinagoga y se visten de gala para la ocasión, así que por la mañana verás las calles llenas de judíos ultraortodoxos vestidos con casacas de seda y sombreros de terciopelo, una imagen también curiosa. Elijas el día que elijas, ¡seguro que la visita te sorprende!

Y tú, ¿has estado en el barrio judío de Williamsburg o en otro de los barrios judíos de Nueva York? ¿Qué fue lo que más te sorprendió?

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Visitar barrio judio de Brooklyn Williamsburg

Información práctica

Visitar el barrio judío de Brooklyn, Williamsburg

  • ¿Cómo visitarlo? Por tu cuenta o en el tour de Contrastes de Nueva York.
  • La calle principal del barrio es Lee Avenue. Por el norte, el barrio empieza más o menos en Division Avenue.
  • Los metros más cercanos son Hewes St (J, M), Broadway (G) y Marcy Av (J, M, Z).
  • Si quieres visitar antes la parte más turística de Williamsburg, bájate en Bedford Ave (L) y luego llega andando hasta el barrio judío (unos 25 minutos).