En el barrio de Williamsburg, en Brooklyn, presenciarás uno de los contrastes más impactantes de Nueva York.

Al norte del puente de Williamsburg, es la pura definición de hipster: tiendas, restaurantes, arte callejero…

Pero en la parte sur te encontrarás un panorama muy distinto: el barrio judío de Williamsburg, un microcosmos cerrado que por un instante te hará dudar de que estés en la ciudad de los rascacielos.

Hoy queremos despejar algunas dudas y contarte cómo visitar el barrio judío ultraortodoxo de Williamsburg, ya sea por tu cuenta o en uno de los famosos tours de contrastes de Nueva York. ¡Vamos allá!

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

El barrio judío de Williamsburg, en Brooklyn

El primer contacto que muchos tenemos con el barrio judío de Brooklyn, incluso antes de conocerlo, es al ver por las calles o en el puente de Williamsburg a los judíos ultraortodoxos de la comunidad Satmar.

Sus vestimentas los hacen inconfundibles: ellos, con túnicas negras, sombrero, largas barbas y tirabuzones; las mujeres, con ropa recatada, falda larga, medias tupidas y peluca.

Su apariencia es tan distinta al del resto de neoyorquinos que, incluso en una ciudad donde cada cual interpreta la moda a su manera, seguro que en un primer momento te sorprenden. ¿Quiénes son?

  • Los judíos ultraortodoxos de Williamsburg forman parte de la comunidad Satmar, uno de los mayores grupos del judaísmo jasídico, y también uno de los más estrictos y alejados de la cultura moderna.
  • En Brooklyn hay varios barrios judíos, pero los Satmar viven principalmente en este barrio y en Borough Park.
  • Esta comunidad se trasladó a Nueva York desde Hungría después de la Segunda Guerra Mundial y se instaló en el sur del barrio de Williamsburg.
  • En aquel momento, se trataba de una secta muy pequeña, pero creció tan rápido que pronto formó un barrio independiente del resto de Nueva York, con su propia red de comercios, escuelas, instituciones religiosas
  • El idioma principal de los Satmar es el yiddish, aunque también hablan inglés.
  • La calle principal del barrio judío de Williamsburg es Lee Avenue, aunque se extiende más allá, más o menos desde Division Avenue (norte) hasta Heyward Street (sur).

Te recomendamos: Pásate por nuestra guía de Williamsburg para descubrir también la otra faceta del barrio, o por nuestra guía de los barrios de Brooklyn para explorar el distrito al completo.

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Paseando por un barrio marcado por la religión

Adentrarte en el barrio judío de Williamsburg es como caminar por otra Nueva York.

Las calles tienen un aspecto desangelado, con fachadas viejas, ventanas con rejas y comercios austeros.

Por ellas transitan grupos de hombres y, por otro lado, mujeres rodeadas de niños. Durante buena parte del tiempo, viven en esferas separadas.

Para entender un poco mejor esta otra realidad de Brooklyn, hay que pensar que la religión marca todos los aspectos de la vida de la comunidad judía Satmar.

La tradición sagrada se sigue al pie de la letra, y los miembros de la comunidad rara vez interactúan con el exterior, hasta el punto de que, aunque podemos entrar o salir de él, el barrio es hermético y está apartado del día a día del resto de Nueva York.

Te recomendamos: El documental ‘One of Us’, de Netflix, comparte el desgarrador testimonio de tres exmiembros de la comunidad que luchan por construir una nueva vida lejos del barrio.
La miniserie ‘Unorthodox’, también de Netflix, está rodada en el barrio y cuenta la historia de una joven jasídica que decide escapar. Aquí tienes otras series y pelis ambientadas en Nueva York.


Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Las mujeres en la comunidad Satmar

Quizás lo más impactante del barrio judío de Brooklyn sean las mujeres, que reconocerás por su ropa recatada.

Visten ropa oscura (las niñas son las únicas que llevan ropa de colores más vivos), con faldas por debajo de la rodilla, medias incluso en verano y jerséis o chaquetas sencillos y con manga hasta el codo.

Otro distintivo es que, como símbolo de modestia y para no mostrar algo que se considera íntimo o sensual, la mayoría de mujeres casadas se rapan el pelo y se cubren la cabeza con pelucas, sombreros y pañuelos.

Distinguirás enseguida las pelucas, llamadas sheitel, porque la mayoría son del mismo estilo y corte, muy elegantes.

Aunque, más allá del aspecto, lo más impactante es que, en la comunidad Satmar, las mujeres juegan un papel muy importante pero limitado por todo tipo de restricciones, sobre todo si hay hombres presentes.

Se vuelcan en la religión, el hogar y la familia (que suele ser numerosa, como te contaremos más abajo), pero, en algunos casos, también les corresponde mantener a su familia trabajando fuera de casa, para que así sus maridos puedan dedicarse al estudio de las escrituras sagradas.

Sin embargo, no se les permite (con pocas excepciones) acceder a educación universitaria o superior. 

Otro aspecto que nos llama la atención de las mujeres del barrio judío de Williamsburg es que ellas, junto con las niñas, son las únicas que te miran abiertamente (los hombres lo evitan, en especial si eres mujer).

Seguramente se sientan tan sorprendidas como nosotros al ver cómo vestimos o cómo actuamos. No olvidemos que, aquí, los forasteros somos nosotros.

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Los hombres

Ellos también llaman la atención por su aspecto, marcado por la vestimenta oscura. Entre semana, llevan un traje largo llamado rekel, y, durante el Sabbath, un abrigo de seda más elegante conocido como bekishe.

Algo muy característico es que, desde pequeños, los hombres se dejan crecer dos tirabuzones a ambos lados de la cabeza, los payot.

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Familias numerosas

Los judíos ultraortodoxos se casan muy jóvenes (alrededor de los 18 – 20 años) y pronto comienzan a formar una familia que, en la mayoría de casos, será muy numerosa.

Fíjate en que no es extraño ver a madres rodeadas de hasta 8 hijos, y no hay mujer joven que no empuje un carrito.

De hecho, hay algo que siempre nos ha impactado del barrio, y es que a menudo se ven a niñas muy pequeñas, de 5 o 6 años, acompañando a sus hermanos bebés o de corta edad por la calle sin ningún adulto alrededor.

Los descendientes de estas familias numerosas continuarán con la tradición y, a su vez, mantendrán una tasa de natalidad elevada.

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Una comunidad con pocos recursos

En Nueva York, los judíos se relacionan con el distrito de los diamantes y propiedades inmobiliarias. Quizás por eso, mucha gente supone que el barrio judío de Brooklyn es una zona acaudalada.

Y, aunque por supuesto hay familias ricas y propietarios que sacan tajada del boom inmobiliario de Williamsburg, buena parte de la comunidad vive en la frontera de la pobreza.

En muchos hogares, los hombres se dedican al estudio de la Torá y no han recibido suficiente educación secular para incorporarse a puestos cualificados del mercado laboral.

Y las mujeres (que en otros aspectos son tan ignoradas) son la única fuente de ingresos para familias que, como has visto, pueden llegar a ser muy numerosas.

Paséate por las calles y lo distinguirás a simple vista, en el estado de los edificios, de las instalaciones

Lo más curioso es que, al contrario que en la mayoría de barrios humildes de Nueva York, en este el índice de criminalidad es bajo.

Siempre nos sorprende ver cómo dejan carritos y juguetes en los callejones, sin nadie vigilando, pero la comunidad es tan cerrada que también en ese aspecto se crea un universo aislado, donde los vecinos se ayudan entre sí.

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Cómo visitar el barrio judío de Williamsburg en un tour o por tu cuenta

Después de conocerlo un poquito mejor, ¿sientes curiosidad por visitar el barrio judío de Williamsburg? ¡Genial! Puedes hacerlo de dos formas:

  • Por tu cuenta (en metro). Puedes bajar en el metro de Bedford y llegar andando desde la parte más hipster de Williamsburg (unos 25 minutos), o bajarte en la parada de Marcy Ave, una zona un poco más latina, o en Hewes St o en Broadway.
    En el mapa del final del artículo te marcamos un punto del barrio con tiendas y ambiente para que tengas una referencia, aunque lo mejor es que te dejes llevar y callejees también por la parte más residencial.
  • En un tour de Contrastes. Si prefieres ir en una visita guiada, este tour es uno de los más típicos de Nueva York, y te permite conocer un poquito más de algunos barrios del Bronx, Queens o Brooklyn.
    En Brooklyn, pasarás por el barrio judío. Haz click aquí para reservar el tour de Contrastes de Nueva York.

¿Es peligroso visitar el barrio judío por tu cuenta?

Y eso nos lleva a una pregunta que recibimos a menudo: ¿es peligroso visitar el barrio judío de Brooklyn?

No, puedes pasear sin temor y visitarlo por tu cuenta sin ningún problema.

Puede que te encuentres con alguna mirada de recelo, aunque lo más común es que, si no interfieres en sus rutinas, los vecinos te ignoren.

Y aquí debemos recordar algo que algunos turistas olvidan, y es que somos nosotros quienes nos adentramos en su comunidad por curiosidad, pero, para ellos, lo que a nosotros nos despierta tantas sensaciones es su día a día.

Por incomprensible que te resulte, sé respetuoso, sobre todo a la hora de sacar fotos. Como muchas excursiones, como el famoso tour de Contrastes, pasan por el barrio, alguna gente olvida que las calles no son un decorado.

A los vecinos, lógicamente (¿no nos pasaría lo mismo en nuestro barrio?), les sienta mal ser objetivo constante de las cámaras.

Una curiosidad: Fíjate en un detalle de los autobuses escolares del barrio. Aunque son los típicos buses amarillos, todo está escrito en Yiddish (que comparte alfabeto con el hebreo).


Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

¿Se puede visitar el Williamsburg judío en sábado?

El sábado (sabbath shabbat) es el día sagrado de la semana para la religión judía. Es un día de descanso, en el que está prohibido trabajar y hacer otro tipo de actividades (como escribir, conducir e incluso cocinar), y todos los comercios están cerrados.

Si quieres entrar a las tiendas o probar algún típico dulce judío (te recomendamos la panadería Sander’s Bakery), es mejor que visites el barrio de Williamsburg otro día.

Pero el sábado es un día curioso por otro motivo: los vecinos acuden a la sinagoga y se visten de gala para la ocasión, así que por la mañana verás las calles llenas de judíos ultraortodoxos vestidos con casacas de seda y sombreros de terciopelo.

Además, los sábados por la mañana las calles suelen estar llenas de niños jugando, una imagen también curiosa.

Así que no te preocupes demasiado por cuándo visitar el barrio: elijas el día que elijas, ¡el paseo te sorprenderá!

¿Sabías que…? Si te fijas bien, en algunas zonas del barrio verás un cable transparente que se extiende entre los postes de teléfono. Es el eruv y sirve para crear un perímetro en el que se permiten ciertas actividades que, de otro modo, no podrían hacerse en el Sabbath, como empujar un carrito de bebé.


Y tú, ¿has estado en el barrio judío de Williamsburg o en otro de los barrios judíos de Nueva York? ¿Qué fue lo que más te sorprendió?

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn (por libre)

Visitar el barrio judío de Williamsburg, Brooklyn

  • ¿Cómo visitarlo? Por tu cuenta o en el tour de Contrastes de Nueva York.
  • La calle principal del barrio es Lee Avenue. Por el norte, el barrio empieza más o menos en Division Avenue.
  • Los metros más cercanos son Hewes St (J, M), Broadway (G) y Marcy Av (J, M, Z).
  • Si quieres visitar antes la parte más turística de Williamsburg, bájate en Bedford Ave (L) y luego llega andando hasta el barrio judío (unos 25 minutos).

Guía actualizada en abril de 2020 y publicada por primera vez en enero de 2017.

Código de confianza. Si compras a través de algunos de nuestros enlaces, recibimos una comisión que nos permite seguir escribiendo guías gratis e independientes de Nueva York. ¡Gracias!

Descarga gratis los 45 consejos para preparar tu viaje

¡Y recibe cada semana un correo desde NYC con una nueva guía o descubrimiento!

!
Terms and Conditions checkbox is required.
Something went wrong. Please check your entries and try again.

20 comentarios en “Visitar el barrio judío de Brooklyn, en Williamsburg”

  1. Nosotros visitamos Williamsburg la primera vez que fuimos a Brooklyn y recorriendo Bedford Avenue desde la zona más “moderna” al llegar al barrio judío (creo que la calle que cruzamos era Division Av) el ambiente cambió por completo. Parecía como si hubiéramos llegado a un punto del planeta en otro momento del tiempo. Fue brutal. Por supuesto, nos limitamos a pasear hasta llegar al puente de Brooklyn (buen paseo) y aunque nos llamaba mucho la atención, respetamos sus rutinas sin hacerles fotos puesto que, como decís, ellos están allí en su entorno haciendo su vida y somos nosotros los forasteros. Como detalle os cuento que un chico jovencito se cruzó con nosotros 3 veces, como si nos estuviera observando, una por nuestra misma acera en dirección contraria a la nuestra, otra en la misma acera a la par que nosotros y la última desde el otro lado de la calle en dirección contraria xD nosotros decíamos, es la tercera vez q vemos a este muchacho. Y las 3 veces mirándonos. Supongo que le llamaría la atención nuestra ropa y aspecto. Y más tarde, una mujer judía mayor nos ayudó para ver qué bus coger hasta el puente, pero decidimos ir andando. Quitando el choque cultural, es un barrio muy tranquilo para visitar, curioso de ver y muy bonito. Recomendable!

    1. ¿Verdad? Cambia tantísimo de una calle a otra que es como entrar en otro mundo. Gracias por tu comentario contando vuestra experiencia, Marta :)

  2. Ángeles Rodriguez

    Siempre he lamentado mucho lo que ha sufrido el pueblo judío y por eso me pregunto cómo pueden ser tan crueles con los palestinos?No será por tema religioso,pues de un fanatismo a otro se dan la mano y sepan q no defiendo ninguna religión porque no aprecio ninguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba