¿Qué tarjeta me recomendáis para mi viaje a Nueva York? ¿En qué se diferencian y cuál me conviene más? Existen tantas opciones, que es fácil sentirse abrumado.

Para que entiendas cómo funciona cada una y elijas la que mejor se adapta a ti, hoy te traemos una comparativa de las mejores tarjetas turísticas de Nueva York.

También puedes leer nuestras reseñas de la New York CityPASS, la New York Pass, la Sightseeing Pass, la Explorer Pass o la New York C3 para profundizar en cada una. ¡Vamos allá!

Comparativa de tarjetas turísticas de Nueva York - Diferencias New York Pass, Sightseeing Pass, Explorer Pass y CityPASS

Tipos de tarjetas turísticas de Nueva York

Hemos dividido la comparativa en 3 tipos de tarjeta: por número de días, por número de atracciones y a medida.

Al final del artículo, te damos consejos para elegir la mejor para tu viaje.

  1. Tarjetas por número de días: New York Pass y Sightseeing Pass
  2. Tarjetas por número de atracciones: CityPASS, Explorer Pass, Sightseeing FLEX y C3
  3. Tarjetas a medida: Explorer Pass Build Your Own
  4. ¿Qué tarjeta es mejor para ti?

Código de confianza: Si compras algunas de las tarjetas a través de A Nueva York, recibiremos una pequeña comisión que nos permite seguir escribiendo estas guías. ¡Muchas gracias!

1. Tarjetas por número de días

Las tarjetas por número de días incluyen más de 100 atracciones y tours y funcionan más o menos como un buffet libre: eliges un número de días consecutivos y, durante ese tiempo, puedes disfrutar de tantos lugares y experiencias como quieras.

Las tarjetas turísticas de Nueva York que ofrecen esta modalidad son la New York Pass y la Sightseeing Pass.

New York Pass vs Sightseeing Pass

New York Pass Sightseeing Pass *
Precio $127 – $315 $129 – $399
Atracciones +100 +100
Validez 1, 2, 3, 4, 5, 7 o 10 días consecutivos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 o 10 días consecutivos
Formato Físico o electrónico Electrónico
Reseña Guía New York Pass Guía Sightseeing Pass
Compra Compra tu New York Pass Compra tu Sightseeing Pass

* La Sightseeing Pass también tiene otra modalidad (FLEX Pass) por número de atracciones. Te hablamos de ella en el apartado siguiente.

Diferencias entre la New York Pass y la Sightseeing Pass

  • Bus turístico Hop-on Hop-off. La New York Pass incluye 1 día de bus turístico, mientras que la Sightseeing Pass lo incluye durante todos los días de duración de tu tarjeta.
  • Empire State Building vs One World. Aunque la lista de atracciones es bastante parecida, hay un aspecto que debes tener en cuenta: la New York Pass incluye la entrada al Empire State Building, pero no al One World Observatory. En cambio, la Sightseeing Pass no incluye el Empire State Building, pero es la única tarjeta que incluye el One World Observatory.
  • Días. La Sightseeing Pass ofrece una tarjeta de 6 días, mientras que la New York Pass salta de 5 a 7.
  • $40 extra con la Sightseeing Pass. Si compras la Sightseeing Pass, recibirás un vale de $40 que puedes canjear en estas atracciones y experiencias.

Similitudes entre la New York Pass y la Sightseeing Pass

  • Descuentos. Ambas tarjetas suelen ofrecer descuentos en el precio original si las compras a través de la web.
  • Reservas. Para la mayoría de atracciones, no necesitarás reservar, pero para los tours y excursiones, sí. Consulta el apartado del tour que te interese y encontrarás las instrucciones.
  • Activación. Ambas tarjetas se activan la primera vez que visitas una atracción. Si reservas un tour por adelantado, la tarjeta no se activará hasta que lo realices.
  • Duración de los días. Los días no se cuentan en 24 horas, sino que van de medianoche a medianoche. Es decir, si empiezas a usar una tarjeta a las 16:00, el primer día solo durará hasta medianoche, no hasta las 16:00 del día siguiente. Por lo tanto, es mejor estrenar la tarjeta por la mañana.
  • Límite diario y repetir atracciones. Aunque puedes visitar tantas atracciones como quieras a lo largo del día, ninguna de las tarjetas te permite repetir atracción.

¿Me recomendáis estas tarjetas? ¿Cómo sé si son para mí?

  • Te recomendamos la New York Pass y la Sightseeing Pass si eres un viajero incansable que quiere verlo (¡casi…!) todo. Si quieres marcharte de Nueva York con la sensación de haber devorado mil y una experiencias, estas tarjetas serán el aliado perfecto… ¡Pero prepárate para darle caña a las piernas y no descansar ni un minuto durante los días que hayas elegido!
    Son tarjetas caras y, para amortizarlas, tendrás que visitar unas 3 o 4 atracciones al día. Y, al día siguiente, por mucho que te apetezca tumbarte en Central Park con un café y ver pasar la vida, ¡vuelta a empezar! Te será imprescindible tener un planning, juntar atracciones que queden cerca y estar activo al 100 % durante unos días.
  • Si prefieres tomártelo con calma y no sentir la presión de tener que visitar un lugar tras otro en días consecutivos, no te aconsejamos comprar estas tarjetas. Como ves, están pensadas para visitar muchas atracciones en poco tiempo, un ritmo de viaje que no todo el mundo comparte.
    En tal caso, disfrutarás mucho más de una de las tarjetas que mencionamos en el siguiente apartado.

Octubre en Nueva York que hacer Central Park Met 1

2. Tarjetas con un número limitado de atracciones

Otra modalidad de tarjetas turísticas de Nueva York son las que incluyen un número determinado de atracciones a elegir entre una lista de lugares. En algunas, es un número fijo; en otras, tú decides cuántas quieres visitar.

Las tarjetas por número de atracciones son la New York CityPASS, la New York Explorer Pass, la Sightseeing FLEX y la New York C3.

CityPASS vs Explorer Pass vs Sightseeing FLEX vs C3

New York CityPASS Explorer
Pass*
Sightseeing
FLEX Pass
New York C3
Precio $126 $89 – $219 $69 – $274 $83
Atracciones 6 (de un total de 9) 3, 4, 5, 7 o 11 (de entre más de 80) 2, 3, 4, 5, 6, 7, 10 o 12 (de entre más de 100) 3 (de un total de 10)
Validez 9 días consecutivos 30 días consecutivos 30 días consecutivos 9 días consecutivos
Formato Físico o electrónico Electrónico Electrónico Electrónico
Reseña Guía New York CityPASS Guía Explorer Pass Guía Sightseeing Pass  Guía New York C3
Compra Compra tu New York CityPASS Compra tu Explorer Pass Compra tu Sightseeing FLEX Pass Compra tu New York C3

* La Explorer Pass también tiene otra modalidad (Build Your Own) de tarjeta a medida. Te hablamos de ella en el apartado siguiente.

Diferencias entre la CityPASS, la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX

  • Atracciones incluidas. La CityPASS y la New York C3 te ofrecen un número fijo de atracciones (6 y 3, respectivamente) a elegir entre una decena de lugares emblemáticos.
    Con la Explorer Pass o la Sightseeing FLEX, en cambio, tú escoges el número de atracciones que quieres visitar a elegir entre decenas de sitios, desde atracciones menos típicas hasta excursiones.
  • Bus turístico Hop-on Hop-off. Con la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX, puedes elegir que una de las atracciones que visitarás sea el bus turístico. Pero la duración es distinta: mientras que la Explorer Pass incluye 1 día de bus, la Sightseeing FLEX incluye 3 días.
    La CityPASS y la C3 no incluyen bus turístico.
  • Empire State Building vs One World. La Sighteeing FLEX es la única de estas tarjetas que no incluye el Empire State Building, pero, a cambio, también es la única que incluye la visita al One World Observatory.
  • Descuentos. La CityPASS y la New York C3 cuestan siempre lo mismo. Sin embargo, la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX suelen ofrecer descuentos a través de la web.
  • Validez (9 días vs 30 días). Con la CityPASS y la New York C3, tendrás que visitar las atracciones a lo largo de 9 días. En cambio, con la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX dispones de 30 días.

Similitudes entre la CityPASS, la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX

  • Elegir las atracciones. Puedes elegir qué lugares visitar sobre la marcha (con excepción de algunos tours, que te piden que reserves con antelación); solo tienes que presentar las tarjetas en la entrada.
  • Reservas. Para la mayoría de atracciones no necesitarás reservar, pero, para algunos tours, sí. Consulta el apartado del tour que te interese y encontrarás las instrucciones.
  • Duración de los días. Los días no se cuentan en 24 horas, sino que van de medianoche a medianoche. Es decir, si empiezas a usar una tarjeta a las 16:00, el primer día solo durará hasta medianoche, no hasta las 16:00 del día siguiente. Por lo tanto, es mejor estrenar la tarjeta por la mañana.
  • Activación. Todas las tarjetas se activan la primera vez que visitas una atracción.
  • Límite diario y repetir atracciones. Aunque puedes visitar tantas atracciones como quieras a lo largo del día, ninguna de las tarjetas te permite repetir atracción.
    La única excepción es la CityPASS, que te permite visitar el Empire State Building dos veces en un mismo día (una de día y otra de noche).

¿Me recomendáis estas tarjetas? ¿Cómo sé si son para mí?

  • Te recomendamos estas tarjetas si quieres visitar varias atracciones de Nueva York, pero no te apetece ir con prisas ni apretujar demasiados lugares en un mismo día. Con esta modalidad de tarjetas, puedes permitirte el lujo de visitar solo 1 o 2 atracciones por día y dedicar el resto del tiempo a lo que más te apetezca.
    Por ejemplo, si un día estás cansado de multitudes y lo que te pide el cuerpo es callejear por la Gran Manzana, puedes hacerlo sin la presión de no estar amortizando la tarjeta.
    Aunque la CityPASS y la C3 tienen un margen menor de días de validez (9 frente a los 30 de la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX), también incluyen menos atracciones, por lo que podrás visitarlas con calma.
  • La clave de estas tarjetas es la flexibilidad que dan. Pero, si tienes claro que quieres exprimir el viaje al máximo con decenas de museos, observatorios y tours de pago, es probable que te compense más una tarjeta ilimitada por días.
  • Para amortizar al máximo las tarjetas por número de atracciones, lo mejor es decidir con antelación qué sitios te gustaría visitar y usarlas para visitar los lugares más caros. Por ejemplo, si quieres visitar 5 atracciones, es posible que te compense más comprar una tarjeta de 4 atracciones y pagar la más barata por separado que comprar la tarjeta de 5. ¡La planificación es clave!
  • La CityPASS es recomendable para alguien que visite Nueva York por primera vez y quiera descubrir lo imprescindible. Pero no incluye tours ni sitios menos típicos, así que, si quieres ir un poquito más allá, te interesan más la Explorer Pass o la Sightseeing FLEX.

Guía del Rockefeller Center - Qué ver y hacer

3. Tarjetas a medida

Por último, también existe la opción de construirte una tarjeta turística a medida. En ese caso, tienes que elegir de antemano qué atracciones o tours te interesan y se te aplica un descuento en el precio total de las entradas.

Por ahora, la única tarjeta que ofrece esta modalidad es la New York Explorer Pass Build Your Own.

Explorer Pass Build Your Own
Precio Depende de las atracciones que elijas. 10 % de descuento en 2 atracciones, 15 % de descuento en 3 atracciones y 20 % de descuento en 4 o más atracciones.
Atracciones Mínimo 2 atracciones (de entre más de 80)
Validez 30 días consecutivos
Formato Electrónico
Reseña Guía Explorer Pass
Compra Compra tu Explorer Pass a medida

 

¿Me recomendáis esta tarjeta? ¿Cómo sé si es para mí?

  • La Explorer Pass a medida es muy útil si tienes claro qué atracciones quieres visitar y son de precio medio. El descuento (10 % – 20 %) se aplica sobre el precio original de las entradas de cada atracción, por lo que, si son atracciones muy caras, acabarás pagando bastante y es posible que una tarjeta por número de atracciones te compense más.
    En cambio, si son atracciones de precio normal, es probable que, con el descuento de la Explorer Pass a medida, pagues menos que comprando una tarjeta por número de atracciones. Pero es imprescindible hacer cálculos.

Visitar Coney Island Nueva York Parque de atracciones y playa

4. Comparativa de tarjetas turísticas de Nueva York

Como ves, existen tantas tarjetas turísticas de Nueva York como viajeros. Y, aunque a menudo nos preguntan ‘¿Cuál es mejor?’, lo que deberías plantearte es ‘¿Cuál es la mejor PARA MÍ?’.

Cada una es ideal para unas necesidades, y nuestro objetivo es que dispongas de toda la información para poder elegir cuál es la mejor según tus preferencias.

De hecho, nosotros hemos utilizado todas estas tarjetas y todas nos han servido para ahorrar mucho, solo se trataba de dar con la que mejor se adaptaba a nuestros planes en aquel momento.

Así que, para elegir tu tarjeta de Nueva York, comienza haciéndote algunas de estas preguntas:

Preguntas que te ayudarán a elegir

  • ¿Necesito realmente una tarjeta? Olvida por un momento toda esta cháchara de tarjetas y atracciones. ¿Cómo prefieres viajar? Si eres de los que disfruta paseando por las ciudades y mezclándote con su ambiente, no necesariamente visitando un sitio de pago tras otro, es probable que no necesites ninguna tarjeta. Recuerda que lo mejor para la mayoría de gente no tiene por qué ser lo mejor para ti en este momento.
  • ¿Qué ritmo de viaje quiero llevar? ¿Estoy dispuesto a visitar muchos sitios en un mismo día para amortizar una tarjeta por días, o prefiero visitar menos cantidad de atracciones pero con más calma?
  • Siendo realista, ¿cuántos días quiero dedicar a visitar atracciones? Nueva York ofrece muchísimo más que museos y sitios de pago: paseos por parques y barrios, actividades gratuitas… ¿Cuántos días de tu viaje quieres destinar a atracciones y cuántos quieres dejar libres para otras propuestas?
    Esta pregunta también te ayudará a saber si prefieres una tarjeta que haya que amortizar en días consecutivos o una tarjeta por número de atracciones, que te permita espaciar las visitas en el tiempo.
  • ¿Quiero apuntarme a excursiones guiadas o prefiero recorrer Nueva York por mi cuenta? En caso de que te apetezca unirte a tours guiados, recuerda que algunas tarjetas, como la CityPASS, no los incluyen. Y, en el caso de las tarjetas que sí los incluyen, ¿te gustan las opciones ofrecidas? ¿O prefieres contratar los tours aparte?
  • ¿Qué lugares de pago quiero visitar sí o sí? Muchas veces, compramos una tarjeta (porque nos han hablado bien de ella, porque está en oferta…) antes de saber qué queremos visitar y acabamos siendo esclavos del ‘tengo que visitar esto, esto y esto para que me salga a cuenta’.
    Nosotros siempre te animamos a hacerlo al revés: decidir primero qué atracciones son imprescindibles para ti, hacer cálculos y luego comprar la tarjeta que te permita ahorrar más.
    Es más esfuerzo, sin duda, pero es la clave.

Subir al Top of the Rock en el Rockefeller Center

La mejor tarjeta para cada caso

Como conclusión a toda la información que recopilamos en esta guía, estas son nuestras recomendaciones para distintos casos:

  • Si viajas a Nueva York por primera vez y quieres descubrir las atracciones más emblemáticas sin complicarte la vida ni apretujar muchas visitas en un día, la New York CityPASS es ideal.
    Es como un menú degustación con los platos estrella; no tienes que preocuparte de qué elegir, solo de disfrutar de lo mejor de la ciudad. Aquí te contamos nuestra experiencia con la New York CityPASS.
  • Si visitas Nueva York por primera vez y te apetece vivir tantas experiencias de pago como puedas a lo largo de unos días, desde visitar museos hasta unirte a toursla New York Pass y la Sightseeing Pass son perfectas.
    La oferta es muy extensa, así que también te interesan si ya has estado en la ciudad pero, esta vez, quieres centrarte en atracciones y excursiones menos clásicas.
  • Si quieres visitar unas cuantas atracciones, pero prefieres la flexibilidad de hacerlo a tu ritmo, no necesariamente en días consecutivos, y con tranquilidad, te recomendamos la Explorer Pass y la Sightseeing FLEX. Digamos que estas tarjetas te permiten priorizar la calidad sobre la cantidad.
  • Para viajes cortos en los que solo quieras hacer una pequeña cata de lo más emblemático de Nueva York, la New York C3puede serte útil. Es más barata que la New York Pass y la Sightseeing Pass de un día y que las tarjetas de 3 atracciones. Eso sí, la lista de atracciones es reducida, así que asegúrate de que las que te interesan están incluidas.
 

Te recomendamos: Personalmente, nos gusta viajar con calma y nuestras tarjetas favoritas son la CityPASS (por su sencillez) y la Explorer Pass o la Sightseeing FLEX (para descubrir Nueva York más allá de sus emblemas sin preocuparnos por el tiempo).

Pero cualquier tarjeta puede ser una muy buena inversión si se adapta a tus necesidades. Esperamos haberte ayudado y que, tras leer esta guía, tengas un poco más clara tu decisión.

Cuéntanos, ¿por cuál de las tarjetas turísticas de Nueva York te decantaste y qué tal la experiencia?