¿Alguna vez te has fijado en los depósitos de agua en los tejados de Nueva York? Aunque a veces se camuflan con el paisaje, son tan parte del ADN del skyline como las agujas de los rascacielos.

Hoy te invitamos a descubrir un poco más de este icono de la ciudad: ¡te contamos qué son y cómo funcionan los depósitos de agua de Nueva York!

 

¿Quieres descubrir otras historias?Aquí te contamos más de 50 curiosidades de Nueva York.

Los depósitos de agua de Nueva York en el hotel New Yorker

¿Para qué sirven los depósitos de agua de Nueva York?

Los depósitos de agua de Nueva York cumplen una función esencial, aunque invisible: se colocan en los tejados de los edificios de cierta altura para llevar agua a presión a los hogares aprovechando la gravedad.

Es decir, permiten que los vecinos puedan ducharse cada día o usar el agua del grifo (que, en Nueva York, además, es potable y casi todo el mundo se bebe).

En especial, estos depósitos se colocan en lo alto de los edificios de más de 6 pisos, donde de otro modo sería muy difícil conseguir que el agua llegara a presión.

En algunos edificios, los depósitos están a la vista, creando esa postal tan emblemática de Nueva York que a muchos nos encanta.

Por qué hay depósitos de agua en los tejados de Nueva York

En otros muchos, sin embargo, se camuflan dentro de construcciones para que no sean visibles.

Pero lo cierto es que miles y miles de edificios tienen su propio depósito, ¡incluso algunos de los más modernos!

¿Están solo en edificios antiguos?

¿Cómo? ¿Pero se siguen construyendo depósitos de agua en Nueva York? ¡Sí! Como normalmente se construyen con madera sin tratar, para que el agua sea potable, estos depósitos se van estropeando y hay que cambiarlos cada más o menos 30 años.

Por eso, muchas veces te dará la sensación de que están viejos y destartalados y de que son una reliquia del pasado neoyorquino.

Pero nada más lejos de la realidad: hoy en día, todavía se construyen, reemplazan e instalan nuevos depósitos para llevar agua a los vecinos de la ciudad.

Hay tres empresas familiares especializadas en la construcción de depósitos (que, en inglés, se conocen como water tanks): Rosenwach Tank Co., American Pipe and Tank e Isseks Brothers.

Aunque algunos de los depósitos de agua de Nueva York son de acero, este material es más caro y no mantiene tan bien la temperatura, por lo que la mayoría se construyen en madera.

Por ley, tienen que inspeccionarlos una vez al año para asegurarse de que no haya fugas y limpiar el sedimento que se haya ido acumulando en el agua.

¿Cómo funcionan?

Los depósitos de agua de Nueva York funcionan más o menos como un lavabo. Primero, el agua se bombea desde el sótano de los edificios hasta el tejado para llenar el depósito, algo que tarda entre 2 y 3 horas.

Gracias a la gravedad, el agua baja desde el tejado hasta los hogares que la necesitan. A medida que los vecinos la van usando para las tareas domésticas, el nivel del depósito baja y una válvula permite que se bombee más agua para llenarlo de nuevo.

Aun así, nunca se gasta toda, ya que el agua del fondo del depósito se reserva para posibles emergencias.

Cosas que las guias de Nueva York no te cuentan-1

Aunque, la verdad, ¡tampoco diríamos que no a este hogar construido dentro de un depósito de agua en un tejado del Greenwich Village!

Solo hay un detallito que nos falla: cuando hace unos años salió a la venta, el precio era de $3,6 millones.

Un depósito de agua convertido en casa en Nueva York

Otras curiosidades de Nueva York

Mientras seguimos ahorrando para nuestra casita en el Village, esperamos que te haya gustado conocer la historia de los depósitos de agua de Nueva York.

¿Te habías fijado ya en ellos durante tu viaje? ¿Encontraste alguno especial?

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'