¿Por qué sale humo de las alcantarillas en Nueva York?

Si has paseado por la Gran Manzana (o si te has tragado más de estas pelis y series de las que puedes reconocer), seguro que habrás visto que, de vez en cuando, de las calles emanan nubes de vapor blanco.

¿Por qué sale vapor de las alcantarillas de Nueva York?

Vapor para los edificios de la ciudad

En realidad, esas humaredas son solo la pequeña parte que los transeúntes vemos de una enorme red subterránea de tuberías que transportan vapor por toda la Gran Manzana, como si se tratara de gas o de electricidad.

La empresa que se encarga del suministro de vapor, ConEdison, lo distribuye a casi 2000 edificios y rascacielos de Manhattan, como el Empire State Building, que lo utilizan para la calefacción, el agua caliente, los aires acondicionados

También se utiliza en tareas de limpieza, como en las tintorerías o en los hospitales. E incluso se usa para mantener la humedad en museos como el MoMa, donde la temperatura y el porcentaje de humedad son claves para conservar las obras de arte.

En cambio, la mayoría de edificios residenciales de Manhattan tienen su propia caldera y no dependen de este sistema.

 

Apúntate: Aquí tienes otras curiosidades de Nueva York que te sorprenderán.

Por qué sale humo de las alcantarillas de Nueva York - Taxi amarillo

¿Por qué sale humo de las alcantarillas y por qué colocan chimeneas?

Normalmente, cuando ves que en Nueva York sale humo de las alcantarillas, es por una de estas dos razones:

  • Una fuga en las tuberías que transportan vapor. No son muy frecuentes, pero son peligrosas, ya que el vapor que emana está a temperaturas muy altas.
  • Cuando llueve o nieva, el agua de la lluvia se filtra por las alcantarillas, entra en contacto con las tuberías a altísima temperatura y se evapora.
    Eso sucede sobre todo en invierno y suele ser la causa de la mayoría de humaredas que vemos.

Sea cual sea la razón, cuando la empresa detecta el vapor, colocan en la alcantarilla una de esas típicas chimeneas con franjas naranjas y blancas (algunas son naranjas por completo).

Seguro que te suenan, ¿verdad? Es ver una y pensar al instante en Nueva York, como una especie de aguja del Empire State Building con menos glamour… y a mayor temperatura.

Gracias a las chimeneas, el vapor se eleva por encima de los transeúntes y así evitan que nos quememos con el humo (en el caso de una fuga) cuando caminamos despistados por la calle.

Aunque, con lo rápido que caminamos los neoyorquinos, ¡seguro que más de uno se ha dado de bruces con una chimenea!

Además, las chimeneas también desvían el humo por encima de los coches para prevenir accidentes de tráfico por falta de visibilidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Angie (@a_nueva_york) el

¿Es peligroso el vapor?

Aunque las fugas no suelen ser peligrosas, el entramado de tuberías es bastante antiguo y alguna vez han llegado a producirse explosiones que crean el caos durante unos días.

En 2018, por ejemplo, hubo una explosión que llenó de humo las calles vecinas del edificio Flatiron. Por suerte, fue a primera hora de la mañana y nadie resultó herido de gravedad.

En 2007, en cambio, se produjo una explosión cerca de Grand Central Terminal durante la hora punta de la tarde que causó un muerto y decenas de heridos, además de llenar las calles de escombros y crear una nube más alta que el vecino edificio Chrysler durante unas horas.

Casi dos décadas antes, en 1989, cerca de Gramercy Park se produjo una explosión que dejó tres víctimas mortales.

La mayor preocupación cuando se produce una explosión de este tipo es que se dispersa amianto, un componente cancerígeno que muchas tuberías antiguas aún contienen, en el aire, por lo que a veces hay que evacuar a los vecinos hasta que el aire vuelva a ser seguro.

Aun así, y a pesar de que venga de las entrañas de la ciudad (el reino de las ratas y de los caimanes mutantes), el vapor que sale de las alcantarillas de Nueva York es solo eso, vapor.

Así que, si sopla el viento y acabas inmerso en una nube blanca mientras paseas, no te preocupes, no tendrás que desinfectarte la ropa.

De hecho, ¡por un momento habrás formado parte de una de esas curiosidades tan típicas de la Gran Manzana!

 

Quizás no sean glamurosas, pero las nubes de vapor en las calles de Nueva York nos parecen de lo más fotogénicas. Sobre todo, de noche y en los días de lluvia o de nieve. ¿Te animas a un paseo bajo la lluvia? ¡Aquí tienes un montón de ideas!

¿Por qué sale vapor de las alcantarillas de Nueva York?

Otras curiosidades de Nueva York

Y tú, ¿sabías ya por qué sale humo de las alcantarillas de Nueva York?

¡Ponte a preparar tu viaje con nuestra guía y descubre esta curiosidad y muchísimas más en persona!

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'