¿En Nueva York no hay lavadoras? Seguro que alguna vez te lo has preguntado viendo que, en las películas y series ambientadas en la ciudad, como en Friends, siempre cargan con la colada de un lado para otro.

Y es cierto: la mayoría de hogares neoyorquinos, como el nuestro, no tiene lavadora (ni secadora), en especial los pisos de alquiler.

Hoy te contamos la razón y te explicamos cómo poner la colada en Nueva York durante tu viaje.

¿Por qué no tienen lavadora los pisos de Nueva York?

Pero, ¿de verdad los pisos no tienen algo tan fundamental como una lavadora? Pues… ¡depende!

Nueva York es gigante, y no es lo mismo vivir en Manhattan que en un barrio de los suburbios, donde la mayoría de casas son adosadas y sí tienen lavadora, secadora e incluso lavavajillas.

Además, muchos nuevos bloques de apartamentos instalan una habitación comunitaria con lavadoras que todos los vecinos pueden usar, algo muy típico en otros lugares de Estados Unidos (como en la serie The Big Bang Theory).

Pero, para la mayoría de neoyorquinos que vivimos en pisos pequeños, la realidad es que no solo no tenemos lavadora sino que, además, muchas veces el contrato nos prohíbe específicamente instalar una.

De hecho, es tan extraño dar con un piso asequible que tenga lavadora, que los bloques de apartamentos que las tienen se promocionan como si fueran de lujo.

Hace un tiempo, por toda la ciudad había un anuncio de una inmobiliaria con el siguiente eslogan: ‘Nueva York, la ciudad donde tener lavadora y secadora significa que has triunfado‘. Touché!

La lavadora en Nueva York

Nueva York, la ciudad donde tener lavadora y secadora en casa significa que has triunfado (póster promocional de Streeteasy)

Entonces, ¿por qué en los pisos de Nueva York no hay lavadoras? No es un complot de las lavanderías (o tal vez sí… ¡ajáaa!), sino que:

  • Muchos pisos de la ciudad son tan antiguos que no tienen la instalación adecuada. Para evitar posibles inundaciones y filtraciones de agua a otros pisos, los propietarios prohíben tener lavadoras en casa, ni siquiera portátiles.
    O algunos, como te contábamos, en vez de renovar la instalación del agua piso por piso instalan una zona común con lavadoras y secadoras en el sótano para que la usen todos los vecinos.
  • No hay espacio. Los pisos de alquiler suelen ser tan pequeños, y el metro cuadrado tan caro, que es mejor ocupar el espacio con electrodomésticos o muebles imprescindibles.
  • Los pocos hogares que tienen lavadora y secadora son las casas y algunos apartamentos de nueva construcción, pero ese privilegio encarece el precio del alquiler.

Poner la lavadora en Nueva York

Cómo ir a la lavandería en Nueva York

Como lo más habitual es no tener lavadora ni secadora en casa, ir al laundromat (la lavandería) a hacer la colada es parte de la rutina de la mayoría de neoyorquinos.

Hay laundromats por todas partes, y aunque puede que no necesites ir, si tu viaje dura unas semanas (o si no puedes resistirte a comprar ropa en Nueva York y quieres lavarla antes de estrenarla) tal vez te toque pasar por allí.

La primera vez que visitamos la ciudad nos quedamos varias semanas y nos vino muy bien saberlo, así que vamos a contarte cómo es eso de ir a la lavandería en Nueva York.

Poner la colada en Nueva York laundromat

¿Prefieres pick-up o drop-off?

Para empezar, tendrás que decidir si prefieres ir a la lavandería o que la lavandería venga a ti.

A los neoyorquinos no les gusta nada perder el tiempo, así que muchas lavanderías te recogen la colada a domicilio y te la devuelven a casa al día siguiente, limpia y doblada (pick-up).

Hay empresas especializadas en este tipo de servicio, como Cleanly o FlyCleaners.

También puedes ir a la lavandería, dejar tu colada e ir a recogerla al día siguiente (drop-off). En ambos casos se cobra por peso, y la colada de una semana te puede costar unos $25 – $30.

Do-it-yourself / self-service

Si tienes tiempo o no quieres gastar tanto, lo mejor es ir a una lavandería donde puedas lavar tú la ropa, que son la mayoría.

Las reconocerás porque tienen lavadoras y secadoras que funcionan con monedas, sillas para que esperes y mesas para doblar la ropa. Si necesitas ir a la lavandería en Nueva York, ten en cuenta estos consejos:

  • Las máquinas funcionan con monedas de 25 céntimos (quarters).
  • En las lavanderías suele haber máquinas de cambio, que te cambian billetes por quarters.
  • Para que no tengas que cargar con un detergente entero, en las lavanderías también venden monodosis de jabón (que suele costar $1).
  • La lavadora puede ser pequeña, mediana o grande, y un ciclo completo cuesta entre $2 y $5.
  • Puedes elegir la temperatura del agua: cold (fría), warm (tibia) o hot (caliente). Otras opciones que puedes elegir son delicate (ropa delicada), normalheavy soil (ropa muy sucia), perm press (para que la ropa no se arrugue tanto)… Estas opciones dependen del tipo de lavadora.
  • A la hora de meter el jabón en la lavadora, estas palabras te serán útiles: powder detergent (detergente en polvo), bleach (lejía) y softener (suavizante).
  • Las lavadoras neoyorquinas son muy rápidas. Un ciclo normal dura unos 20 minutos.
  • Las secadoras funcionan por ciclos (normalmente de 6 o 7 minutos). Cada ciclo cuesta 25 céntimos.
  • En total, reserva aproximadamente 1:30 h para poner la colada.
  • Las lavanderías suelen ser muy antiguas y, a veces, cuando entras en una sientes que has retrocedido en el tiempo, pero las máquinas suelen funcionar bien.

Laundromat en Nueva York

Poner la laundry en Nueva York

¡Esperamos que estos consejos para ir a la lavandería en Nueva York te hayan servido!

¿Alguna vez has tenido que ir a la laundry en Estados Unidos? ¿Qué tal la experiencia?

Otras curiosidades de Nueva York

Guía actualizada en mayo de 2020 y publicada en junio de 2015.

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'