Aunque el metro de Nueva York suele ser la manera más eficiente de moverte por la ciudad, si no tienes prisa existe una buena alternativa: los autobuses.

Son más lentos, sí, pero, en vez de bajar a las profundidades de la Gran Manzana, viajarás a la luz del día y podrás contemplar la ciudad a través de las ventanillas.

Prepara la MetroCard, ¡te contamos todo lo que necesitas saber sobre los autobuses de Nueva York!

Los autobuses de Nueva York

Los autobuses de Nueva York. Foto (licencia CC): All Nite Images

Los autobuses de Nueva York

Las líneas y el mapa

Nueva York tiene una red de casi 300 líneas de autobús, que recorren los cinco distritos.

  • Para empezar, tendrás que descargar el mapa de autobuses de Nueva York que más te interese (hay uno para cada distrito).
  • Verás que la gran mayoría de líneas va en dirección vertical (Uptown hacia el norte; Downtown hacia el sur) o en dirección horizontal (las que atraviesan Manhattan se conocen como Crosstown).
  • El nombre de cada línea está compuesto por una letra y un número. La letra te indica el distrito (M de Manhattan, B de Brooklyn, Q de Queens, Bx de Bronx y S de Staten Island).
  • Reconocerás tu autobús porque tiene una pantalla luminosa donde se muestra el número de la línea.
  • Si no tienes mapa, no te preocupes, porque el recorrido de cada línea y las paradas se muestran en los mapas que encontrarás en la parada.
    Aun así, es muy útil bajarte el mapa al móvil (o usar aplicaciones como Google Maps) para saber qué bus te conviene más según tu destino.

Curiosidades-de-Nueva-York-que-te-sorprenderan-Astor-Place

¿Cuánto cuesta el bus? Precios y MetroCard

  • Billete sencillo. Un billete sencillo para los autobuses de Nueva York cuesta $3 si lo compras a bordo. Pero cuidado, porque las máquinas solo aceptan monedas (no aceptan billetes de dólar ni monedas de centavo).
  • Si quieres hacer trasbordo con otro bus tendrás que pedir al conductor un billete con transfer (gratis durante las siguientes dos horas). Como ves, el billete sencillo es un poco engorroso y no te lo recomendamos si vas a tomar el bus unas cuantas veces.
  • Pagar con la MetroCard. Lo mejor que puedes hacer es comprar la MetroCard, el abono de transporte de Nueva York, que te sirve para pagar el metro y el bus.
    Puedes cargarle el dinero que tú quieras y pagar los billetes uno a uno (en este caso, cada billete te cuesta $2,75) o cargarle viajes ilimitados durante una semana o un mes.
    En el artículo sobre la MetroCard te contamos en detalle cómo funciona, ¡merece la pena para combinar bus y metro y ahorrar!

Los autobuses locales y express

Hay una excepción al precio de los buses, y es que, como en el metro, en los autobuses de Nueva York existen líneas locales (que paran en todas las estaciones) y líneas express (que no paran en todas las estaciones y que suelen unir distritos).

Las líneas express son más rápidas, pero también más caras.

  • Las distinguirás por la letra X o las letras de los distritos que conectan (BQ, en el caso de Brooklyn-Queens, por ejemplo)
  • Cuestan $6,5, pero…
  • Si te mueves por Manhattan, lo más probable es que siempre tomes autobuses locales, así que no te preocupes. Si necesitas moverte entre distritos, usa el metro, te saldrá más barato.

MetroCard de Nueva York - Bus

Horarios de los autobuses

Los autobuses de Nueva York, como el metro, circulan las 24 horas del día. En la web de la MTA puedes consultar los horarios de la línea que te interese.

La frecuencia de noche es mucho menor, pero si viajas de las 10 de la noche a 5 de la madrugada, el programa ‘Request-a-Stop’ te permite pedir al conductor que te deje donde tú quieras a lo largo del recorrido aunque no sea una parada oficial.

Tienes que pedírselo con antelación y, por supuesto, la decisión final depende de él.

Las paradas de los buses de Nueva York

¿Cómo son las paradas de bus en Nueva York? Algunas son la típica parada con una marquesina cubierta, pero no todas:

  • Reconocerás las paradas porque están marcadas con un poste con una señal circular en el extremo superior, donde se muestra el número de línea. A veces es fácil pasarlo por alto, pero, como suele haber gente esperando, seguro que lo encuentras.
  • Los autobuses paran muy a menudo, cada dos o tres calles, así que, si se te pasa una parada, siempre puedes bajar en la siguiente.

Subir al autobús y solicitar una parada

A los autobuses de Nueva York se sube por la puerta delantera. Nada más subir al autobús, tendrás que:

  • Comprar el billete al conductor (echa un vistazo al apartado de precios), o
  • Si tienes MetroCard, validarla en la máquina antes de tomar asiento.

En el autobús de Nueva York se baja por la puerta trasera. Para saber dónde bajarte tendrás que estar atento, ya que no siempre se indican las paradas. Puedes usar una aplicación como Google Maps para controlar dónde te encuentras o, si no, puedes pedir al conductor que te avise.

Para solicitar una parada, dependiendo del bus, tendrás que:

  • Pulsar el botón de ‘Stop‘.
  • Tirar de uno de los cables amarillos que cuelgan junto a las ventanas.
  • Pulsar una de las franjas amarillas junto a las ventanas.

Lo habitual es que la puerta trasera no se abra de manera automática, sino que tengas que empujarla.

Cómo funcionan los autobuses de Nueva York - Precio y consejos

¿Transporte en Nueva York: autobús o metro?

Ahora que conoces un poco mejor el sistema de autobuses, quizás te preguntes cuál es la mejor manera de moverte por Nueva York.

  • El bus es mejor para distancias cortas (unas cuantas calles). Como hemos visto, la mayoría de líneas van en vertical o en horizontal, así que puedes subir y bajarte unas cuantas calles o avenidas más allá.
  • El metro, en cambio, es mucho más rápido para distancias largas, sobre todo en hora punta, cuando en las calles se forman atascos eternos.
  • El bus cubre algunos tramos donde no hay metro, y también es útil para atravesar Manhattan horizontalmente.
  • Todos los buses son accesibles en silla de ruedas. Por el contrario, muchas estaciones de metro todavía no están habilitadas.
  • La gente mayor y los niños agradecerán la comodidad del autobús frente a las muchas escaleras del metro (hay poquísimas escaleras mecánicas).
  • El bus te permite ver Nueva York. Si no tienes prisa, se agradece tomar el bus e ir viendo las calles de Nueva York en vez de encerrarte en la oscuridad del metro (si los cristales están lo bastante limpios, todo sea dicho).
    Además, algunos trayectos son perfectos para ver el centro de la ciudad sin pagar el riñón que cuesta el bus turístico.

El bus en Nueva York

Resumen rápido de cómo tomar el bus en Nueva York

Cómprate una MetroCard, consulta un mapa de líneas, ve a la parada y espérate a que llegue tu autobús (para ponerte en ambiente, puedes soltar algún resoplido o quejarte si el bus no llega).

Introduce la MetroCard en la máquina, busca un asiento intentando no caerte mientras el bus arranca y, durante el recorrido, presta atención a las calles y paradas para saber dónde bajarte.

Tira del cable amarillo o pulsa el botón y sal por la puerta trasera… ¡Ya eres un experto en los autobuses de Nueva York! No era tan difícil, ¿verdad? Y tú, ¿has usado el bus para moverte por la Gran Manzana?