Cuando parecía que en Nueva York no quedaba hueco ni para un edificio más, la ciudad acaba de inaugurar Hudson Yards, un barrio entero surgido de la nada en Midtown Manhattan.

Y, en el corazón de la zona, entre grúas y rascacielos a medio construir, se alza The Vessel, una escultura gigante en forma de escalera a la que puedes subir.

¿Preparado para entrenar las piernas? ¡Te contamos cómo subir a The Vessel y descubrir el barrio de Hudson Yards en tu próximo viaje!

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

The Vessel, el nuevo símbolo de Hudson Yards

Si la primera impresión de The Vessel te genera confusión, no estás solo: la estructura recuerda a una nave espacial resplandeciente, con un laberinto de escaleras que se entrecruzan sin llegar a ninguna parte.

Una incorporación un tanto futurista a las calles de la Gran Manzana que, sin embargo, ya se ha convertido en el símbolo de Hudson Yards. The Vessel:

  • Es una escultura en forma de escalera concebida por el diseñador inglés Thomas Heatherwick y su estudio.
  • Se encuentra entre las calles 30 y 34 y las avenidas 10 y 11, en el corazón de Hudson Yards, el nuevo barrio de Manhattan.
    Este vanguardista proyecto inmobiliario ha llenado (y llenará, ya que sigue en construcción) la zona de rascacielos de lujo, cientos de tiendas y restaurantes y arte público. Atento: ¡muy pronto publicaremos una guía completa del barrio para que no se te escape nada!
  • The Vessel está formada por 154 escaleras conectadas entre sí que ascienden sin descanso en forma de zigzag. Por el camino, encontrarás 80 plataformas de observación donde reponer fuerzas.
  • Abre todos los días y la visita es gratis, aunque hay que reservar entrada con antelación.
 

Te recomendamos: El barrio de Hudson Yards está bordeado por la High Line, el parque elevado construido sobre una vía de tren, así que puedes combinar ambas visitas.

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Cómo conseguir entradas para The Vessel

Ahora que conoces un poquito más de esta escultura, veamos cómo puedes visitarla. Subir a The Vessel es gratis, pero necesitarás reservar entrada:

  • Tienes que reservar entrada en la web de Hudson Yards con 2 semanas de antelación como máximo. Por ejemplo, el 1 de abril sacan las entradas para el 15 de abril, y así sucesivamente.
  • Las entradas se ponen a disposición del público cada día a las 8 de la mañana (hora de Nueva York). Es posible que tengas que esperar en una cola virtual, ya que, por ahora, hay mucha demanda. La última vez que intentamos pedir entradas, la cola era de 15 minutos, como puedes ver en la captura.
    Cómo sacar entradas para The Vessel en Nueva York
  • Si queda alguna entrada para ese mismo día (same-day tickets), también la ponen a la venta a las 8 de la mañana.
  • Tendrás que elegir una franja horaria. Es solo la hora de entrada a la escultura; una vez allí, puedes quedarte tanto tiempo como quieras.
  • Recibirás un email de confirmación con la entrada en PDF. Puedes imprimirla o enseñarla en el móvil.
  • Si no has conseguido entrada por internet, siempre puedes probar a presentarte allí en persona. Algunos lectores nos han comentado que les han dejado entrar porque quedaban plazas libres.
 

Nueva York gratis. Además de subir a The Vessel, aquí tienes otros muchos planes gratis en Nueva York. Por ejemplo, apuntarte a un free tour por la Gran Manzana.

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards 

La experiencia de subir a The Vessel

The Vessel no tiene pérdida: se alza en el centro de la plaza de Hudson Yards, entre rascacielos y jardines, y los destellos de la reluciente fachada marcan el camino a los viajeros despistados.

Si te colocas justo debajo, te verás reflejado en la escultura, como una especie de Cloud Gate de Chicago.

Aunque, en vez de recordar a una judía gigante, The Vessel se parece más bien a una nave espacial. ¿O quizás a una colmena de abejas?

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Una vez dentro, comienza la aventura: a tu alrededor aparecen decenas de escaleras dispuestas simétricamente, y a ti te toca elegir por cuál empezarás.

Todas llevan a la cima, pero el encanto de The Vessel es que cada visitante construye su propia ruta y contempla la escultura desde distintos ángulos y perspectivas.

 

Te recomendamos: Cuando entres a la escultura, sitúate en el centro y mira hacia arriba para disfrutar de estas curiosas vistas.

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Cada poco tiempo, encontrarás plataformas de observación para pararte a contemplar el exterior o el interior (¡y dar un descanso a las piernas…!).

Las vistas de Nueva York desde The Vessel no son nada del otro mundo: el barrio de Hudson Yards a medio construir, el río Hudson y la High Line, Nueva Jersey en la otra orilla…

Para nosotros, lo más espectacular de la escultura se encuentra en el interior. Y es que, a medida que ganas altura, la imagen del laberinto de escaleras es cada vez más hipnótica.

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

Los visitantes recorriéndolas recuerdan a hormiguitas en un hormiguero, y las vistas hacia el suelo son de vértigo.

Tras unos 250 escalones (dependiendo del camino que hayas elegido), llegarás a la cima. Ya solo te queda escoger por dónde bajar… ¡Y seguir explorando el barrio de Hudson Yards!

 

Apúntate: En la cima, no olvides pasarte por la plataforma oeste. Desde allí, mirando hacia el este, verás el Empire State Building.

Subir a The Vessel y visitar el barrio de Hudson Yards

¿Tienes pensado subir a The Vessel la próxima vez que visites Nueva York? Si ya lo has visitado, ¿qué te pareció esta escultura?

Información práctica

Visitar The Vessel

  • Hudson Yards
  • Cómo llegar: el metro más cercano es 34 St Hudson Yards (línea 7).
  • Accesibilidad: Para viajeros con movilidad reducida, The Vessel cuenta con un ascensor que te deja en la planta superior de la escultura.