Nueva York es una ciudad esculpida por personas de mil y una nacionalidades, colores y culturas.

Y, sin embargo, aunque intentamos mostrarte todas las facetas de la ciudad, somos conscientes de que a veces damos protagonismo a atracciones e historias que no representan esa diversidad.

Para incluir nuevas perspectivas, hoy nos vamos a descubrir la historia negra de Nueva York a través de lugares y personas que han construido de alguna forma la ciudad. ¡Cinco distritos y un sinfín de historias! ¿Nos acompañas?

La historia negra de Nueva York - Mural de Harlem

10 lugares y personas de la historia negra de Nueva York

Seneca Village, el pueblo bajo Central Park (Manhattan)

Seguro que tienes marcado un paseo Central Park como imprescindible, ¿verdad? Lo que quizás no sepas es que, al recorrer el parque, estarás paseando por los vestigios olvidados de la historia negra de Nueva York.

Y es que, antes de que Central Park existiera, la zona centro-oeste de lo que hoy es el parque (más o menos entre el Museo de Historia Natural y el Reservoir) la ocupaba Seneca Village, una aldea creada en 1825 por afroamericanos libres.

Era una comunidad única en la ciudad por el gran número de afroamericanos que tenían casas de propiedad y llegó a tener más de 250 habitantes (con también algunos inmigrantes irlandeses), con sus propias iglesias, cementerios y escuela.

Sin embargo, Nueva York tenía otros planes para todo ese espacio rural del norte de Manhattan: construir un enorme parque. Y Seneca Village los entorpecía, así que, en 1857, obligaron a los vecinos a abandonar sus hogares y borraron la aldea del mapa.

A lo largo de los años, han excavado y encontrado vestigios de Seneca Village. Pero, salvo por una placa que lo recuerda, ha caído en olvido. Aunque, ahora que lo conoces, ¡seguro que lo recordarás al pasear por Central Park!

 

¿Sabías que…? La primera comunidad fundada por afroamericanos libres en Nueva York fue el barrio de Sandy Ground, en el distrito de Staten Island.

Seneca Village, el pueblo afroamericano debajo de Central Park

La casa museo de Louis Armstrong (Queens)

Aunque nació en Nueva Orleans, la leyenda del jazz Louis Armstrong vivió las últimas décadas de su vida en Nueva York.

Y, lejos de mudarse a un casoplón en los suburbios, él y su mujer, Lucille, eligieron como hogar el barrio trabajador de Corona, en Queens.

A Louis le encantaba la tranquilidad y la diversidad de la zona. Cuando volvía de alguna de sus giras, los niños del vecindario corrían a recibirlo y le ayudaban a cargar con las maletas hasta casa, donde Lucille les recibía a todos con helado.

Hoy, su hogar es un museo llamado Louis Armstrong House, donde todo se ha conservado como cuando vivía allí. La visita guiada nos encantó porque, además de aprender sobre el músico y disfrutar de sus canciones, la casa nos pareció una cápsula del tiempo (¡nos hubiéramos llevado la cocina retro!).

Por cierto: Louis Armstrong está enterrado en el cementerio de Flushing (sección 9), a unos km de la Louis Armstrong House, por si algún día pasas por la zona y quieres saludarle.

 

Este es uno de los museos poco conocidos de Nueva York que valen la pena. ¡Descubre otros en el enlace!

Historia negra de Nueva York - El museo de Louis en Queens

El African Burial Ground (Manhattan)

Muy cerca del Ayuntamiento y del puente de Brooklyn se esconde el African Burial Ground Monument, un rincón sagrado de la historia negra de Nueva York que pocos viajeros conocen, pero que cuenta una historia importantísima.

Se trata de un monumento y de un museo gratuitos construidos junto a un cementerio afroamericano que redescubrieron en 1991, durante unas obras.

Bajo el suelo descansan miles y miles de peronas, tanto esclavas como libres, a las que enterraron en los siglos XVII y XVIII. ¿Y por qué en ese lugar? En aquella época, las tierras se encontraban más allá del muro de Wall Street y de los confines de la ciudad, el único lugar donde permitían enterrar a afroamericanos.

Por si tener que enterrar a tus seres queridos lejos no fuera humillación suficiente, los entierros tenían un sinfín de restricciones, ya que en Nueva York, como en todas las ciudades con un gran número de esclavos, vivían con el temor constante de una revuelta.

Y es que el Nueva York que conocemos esconde la huella de miles de esclavos africanos, y, gracias al hallazgo del African Burial Ground, descubrieron que jugaron un papel aún más crucial en la construcción de la colonia de lo que se creía hasta entonces.

Te recomendamos visitar el museo (es pequeñito, puedes dedicarle más o menos 1 hora) para conocer su historia rescatada del olvido.

 

Aquí tienes una lista con los demás museos gratis de Nueva York, y aquí, otras muchas ideas de qué hacer gratis en la ciudad.

Historia negra de Nueva York - El African Burial Ground Museum

El monumento African Burial Ground, cementerio afroamericano en Nueva York

El nacimiento del hip-hop (Bronx)

El 11 de agosto de 1973, en una fiesta de cumpleaños en el Bronx, nació la cultura que hoy conocemos como hip-hop.

Fue gracias a DJ Kool Herc, el hermano de la cumpleañera, un DJ que llevaba tiempo pinchando y experimentando con distintas bases rítmicas.

Aquel día, tocó ante el mayor público que había tenido hasta entonces… y la gente enloqueció. La fiesta fue tan popular, que tuvieron que trasladarse a un parque vecino, el Cedar Park, hoy conocido como el lugar de nacimiento del hip-hop.

El resto es historia. Los jóvenes negros y latinos del Bronx sentaron las bases de este movimiento artístico y cultural, llenando parques y espacios públicos, y, en unos años, el hip-hop era conocido en todo el mundo.

 

En nuestra guía del Bronx te proponemos varios planes por libre en este distrito de Nueva York.

El mural de Notorious B.I.G. (Brooklyn)

Precisamente en aquella época, en Bed-Stuy, en Brooklyn, nació el que se convertiría en uno de los raperos más influyentes del mundo: The Notorious B.I.G, conocido también como Biggie.

Hoy, los barrios de su infancia y juventud, Bed-Stuy y Clinton Hill, están llenos de referencias al rapero. Nuestra favorita es el mural de The Notorious B.I.G. en la esquina entre Bedford Ave y Quincy St.

El mural de Notorious Big, Biggie Smalls, en Nueva York

El Apollo Theater y el Studio Museum de Harlem (Manhattan)

Aunque hoy es un barrio en transformación, en el último siglo Harlem ha sido el hogar de una de las comunidades negras más importantes de Nueva York.

Muchos vecinos llegaron desde el sur, huyendo de la segregación y de la falta de oportunidades, con la Gran Migración Negra, y transformaron Harlem con movimientos artísticos y políticos.

Una buena forma de conocer la cultura del barrio es visitar el Studio Museum, que expone la obra de artistas afroamericanos contemporáneos (está cerrado temporalmente mientras se mudan a un nuevo espacio).

Guia de Harlem Misa Gospel y arquitectura Studio Museum

También puedes visitar el mítico Apollo Theater, donde tocaron leyendas como Billie Holiday, Duke Ellington, Aretha Franklin, Ella Fitzgerald, Stevie Wonder o Diana Ross.

Puedes apuntarte a una visita guiada o comprar entradas para alguno de sus espectáculos o noches de comedia.

Aunque hoy lo asociamos a los músicos y cultura afroamericana, ¿sabías que, hasta 1934, el Apollo permitía la entrada solo a personas blancas? Un ejemplo más de que la discriminación racial y la segregación no son cosa de un pasado lejano.

Otra forma de conocer la historia negra de Harlem es a través de sus restaurantes de comida soul: muchos de los más conocidos, como Sylvia’s, Amy Ruth’s o Melba’s, Red Rooster o Seasoned Vegan (vegano), tienen propietarios afroamericanos.

 

En nuestra guía de Harlem te proponemos una ruta a pie por el barrio. Si lo prefieres, puedes apuntarte a un tour guiado en español.

Guia de Harlem Misa Gospel y arquitectura Apollo Theater

Las estaciones del Ferrocarril subterráneo (Manhattan y Brooklyn)

¿Has oído hablar del Ferrocarril subterráneo? Era una red clandestina que ayudó a miles de esclavos de los estados del sur a escapar hacia estados libres y, muchas veces, también hacia Canadá.

A pesar del nombre, no era un ferrocarril, sino un conjunto de rutas secretas, casas de seguridad y personas, desde afroamericanos libres y esclavos hasta blancos abolicionistas, que ofrecían refugio y transporte a los fugitivos.

En Nueva York, el Ferrocarril subterráneo tenía varias ‘paradas’, como iglesias y centros comunitarios. Una de ellas era el hogar del activista David Ruggles, en la actual Chinatown.

Allí se refugió Frederick Douglass, uno de los líderes abolicionistas más famosos de todos los tiempos, tras conseguir escapar de la esclavitud en Maryland.

En el extremo noroeste de Central Park encontrarás una escultura de Frederick Douglass, justo donde empieza la avenida de Harlem que lleva su nombre, el Frederick Douglass Boulevard.

En el lugar donde se levantaba el hogar de David Ruggles, en el 36 de Lispenard Street, hoy encontrarás una cafetería. Pero, si te fijas, verás una placa en la pared que recuerda que esta fue una de las paradas del Ferrocarril subterráneo en Nueva York.

Otra parada del Ferrocarril subterráneo que puedes visitar en la ciudad es la iglesia Plymouth Church, en el barrio de Brooklyn Heights. Aquí tienes nuestra ruta a pie por el barrio, con parada en este lugar.

La estatua de Harriet Tubman (Manhattan)

Otro de los esclavos que logró escapar con la ayuda del Ferrocarril subterráneo fue Harriet Tubman, una mujer con una historia fascinante.

Nació esclava en Maryland y consiguió huir con 27 años. A partir de entonces, se dedicó a viajar al sur para ayudar a otros esclavos a escapar, convirtiéndose en el objetivo principal de los cazarecompensas del país.

Pero no solo no la capturaron, sino que ayudó a más de 70 personas a alcanzar la libertad. Más adelante, se estableció en el estado de Nueva York y se dedicó a luchar por la igualdad racial y de las mujeres.

En Nueva York, puedes ver una escultura de Harriet Tubman en Harlem, la primera escultura de una mujer afroamericana instalada en la ciudad (las esculturas son uno de los aspectos más vergonzosamente poco diversos de Nueva York: la gran mayoría son de hombres blancos).

Fíjate en los rostros de su falda, los esclavos a quien ayudó a escapar, y en las raíces que ‘arranca’, un símbolo de su lucha contra la esclavitud.

La estatua de Harriet Tubman en Nueva York y el Ferrocarril subterráneo

El Weeksville Heritage Center (Brooklyn)

Más arriba te hablábamos de Seneca Village, en Manhattan. En Brooklyn también existía una comunidad de afroamericanos libres muy singular: Weeksville, en el actual barrio de Crown Heights.

Se fundó alrededor de 1840 y, durante varias décadas, fue una de las comunidades negras más importantes de Estados Unidos, donde los vecinos podían comprar terrenos, ejercer sus profesiones y ser autosuficientes lejos del racismo predominante en Manhattan.

Con el tiempo, Weeksville se convirtió también en sinónimo de activismo abolicionista y de orgullo racial.

Hoy, aquel Brooklyn rural es tan solo un recuerdo. Pero, entre bloques de edificios, aún sobreviven algunas d elas casas originales de la comunidad de Weeksville, y a su alrededor se ha construido el museo Weeksville Heritage Center.

Queda bastante alejado del circuito turístico de Nueva York, pero, si te alojas en alguna zona de Brooklyn como Bed-Stuy o Crown Heights, puedes visitarlo para descubrir cómo era la vida allí.

Weeksville, uno de los primeros pueblos afroamericanos de Nueva York

© Weeksville

Weeksville, uno de los primeros pueblos negros de Nueva York

© Weeksville

La estatua de Duke Ellington (Manhattan)

A pesar de que nació y creció en Washington D.C., el legendario músico Duke Ellington pasó buena parte de su vida tocando en Nueva York.

En especial, en el Cotton Club, un famoso club del Harlem que, como tantas salas de aquella época, prohibía la entrada a afroamericanos pero llenaba su escenario con artistas negros. ¿Qué perverso, verdad?

Durante décadas, The Duke hizo giras por todo el mundo sin abandonar Nueva York, donde seguía tocando. Murió en 1974 y su entierro abarrotó la catedral de San Juan el Divino.

El músico descansa en el cementerio de Woodlawn, en el Bronx. Aunque, si quieres presentarle tus respetos, puedes hacerlo en la escultura de Duke Ellington y su piano situada en la esquina noreste de Central Park.

Historia negra de Nueva York - El piano de Duke Ellington en el Jazz Museum de Harlem

El piano de Duke Ellington en el National Jazz Museum, en Harlem

Otros lugares

Para descubrir más lugares e historias, aquí tienes dos webs que hemos consultado para el artículo y que tienen información completísima:

Tours para conocer la historia negra de Nueva York

¿Prefieres unirte a un tour y conocer estos relatos de la historia negra de Nueva York con un guía? Toma nota:

  • Black Gotham (en inglés) ofrece varios paseos por el sur de Manhattan para conocer el papel que los afroamericanos jugaron en la colonia.
  • Inside Out (en inglés) tiene un tour sobre la esclavitud y el Ferrocarril subterráneo en Nueva York que está incluido en la mayoría de tarjetas turísticas de Nueva York.
  • Hush Tours (en inglés) tiene un tour sobre el lugar de nacimiento del hip-hop en Nueva York y otros tours por el Bronx, Harlem y Brooklyn.
  • También puedes reservar un tour por Harlem (en español).

Lugares para conocer la historia negra de Nueva York - Mural en el Harlem

¡Esperemos que hayas disfrutado de estos lugares relacionados con la historia negra de Nueva York! ¿Conoces otros rincones, historias y personas asociadas con la ciudad?

¡Cuéntanoslo en los comentarios y mostremos entre todos esta faceta de Nueva York!

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'