Si durante tu viaje a Nueva York te gustaría saludar a la Estatua de la Libertad sin tener que desembarcar en su isla, hay una atracción que no puede faltar en tu itinerario: el Staten Island Ferry.

Este ferry gratuito conecta Manhattan con el distrito de Staten Island y, por el camino, navega cerca de la estatua y te ofrece unas vistas preciosas del skyline.

Prepara la cámara y levemos anclas: ¡te contamos cómo subir al ferry de Staten Island!

Estatua de la Libertad Ferry Staten Island

Subir al ferry de Staten Island

Si te sitúas junto al agua en el sur de Manhattan, tanto de día como de noche verás un reguero de barcos de color naranja que llegan y zarpan de la isla.

Se trata del ferry de Staten Island, el ferry que une las islas de Manhattan y de Staten Island:

  • Se inauguró en 1905 y transporta a más de 70 000 pasajeros al día.
  • Conecta la terminal Whitehall Terminal, en el Distrito Financiero de Manhattan, con la terminal St. George Ferry Terminal, en el norte de Staten Island.
  • El ferry de Staten Island es gratis. Staten Island es el único de los 5 distritos de Nueva York que no está conectado a los demás por la red de metro y, por lo tanto, el ferry está pensado para que los vecinos puedan trasladarse fácilmente a la Gran Manzana.
  • Es muy popular entre los turistas porque, durante el trayecto, se ven la Estatua de la Libertad (desde lejos; el ferry no desembarca en la isla) y la silueta de Manhattan.
 
Apúntate: La única forma de desembarcar en Liberty Island y en Ellis Island es en un crucero oficial de Statue Cruises. Aquí te contamos cómo visitar la Estatua de la Libertad y subir a la corona.

Escenarios de cine en Nueva York: el ferry de Staten Island en Spiderman

El trayecto: consejos y vistas

¿Preparado para subir al ferry? Solo tienes que acercarte a la terminal de Whitehall, en el sur de Manhattan (junto a Battery Park), y entrar al edificio.

  • Entra a la terminal y colócate en la cola frente a la puerta de salida del ferry. O, si todavía no la han anunciado, busca asiento en la zona de espera, compra un café en alguna de las tiendas…
  • El ferry es gratuito y no necesitas ningún tipo de entrada. Si en la calle te intentan vender tickets, no hagas ni caso: es uno de los timos comunes en Nueva York.
  • El ferry funciona las 24 horas del día, todos los días del año. La frecuencia entre semana y durante el día es muy elevada (cada 15 minutos), mientras que de noche y los fines de semana se reduce (cada 30 minutos – 1 hora).
  • Puedes consultar los horarios del ferry de Staten Island en la web.
  • El trayecto entre Manhattan y Staten Island dura 25 minutos.

Ferry a Staten Island - Terminal

En cuanto abren la puerta, una marea de pasajeros se lanza hacia el interior ferry. Si el tiempo es bueno, las cubiertas se abarrotan.

Te recomendamos hacerte un hueco en la cubierta,  ya sea en la inferior o en la superior, para disfrutar de las vistas.

Pero no te preocupes: en uno de esos días gélidos del invierno neoyorquino, siempre puedes refugiarte en la cabina interior.

Ferry a Staten Island - Interior

Ferry de Staten Island

Los 25 minutos del trayecto vuelan, ya que, una vez a bordo no te alcanza para mirar en todas direcciones.

En especial, cuando el ferry se aleja o se acerca a la Gran Manzana, las vistas del skyline de Manhattan son espléndidas, con el One World y los rascacielos del Distrito Financiero en primer plano.

En cuanto te adentres en la bahía de Nueva York verás, también, la costa del estado vecino de Nueva Jersey, separada de Manhattan por el río Hudson.

Llegando a Staten Island, fíjate también en el famoso puente de Verrazano, que conecta Staten Island con Brooklyn por carretera.

Y no: no nos olvidamos de la Estatua de la Libertad. A mitad de camino, llega el momento de saludar a Lady Liberty

 
Apúntate: Para ver la Estatua de la Libertad, en el ferry desde Manhattan a Staten Island sitúate en la cubierta derecha del barco.

El ferry de Staten Island y la Estatua de la Libertad

El ferry de Staten Island y la Estatua de la Libertad

Manhattan desde el ferry a Staten Island

La Estatua de la Libertad desde el ferry de Staten Island

Más o menos a mitad de trayecto, verás que la Estatua de la Libertad, el gran símbolo de Nueva York y de Estados Unidos, se atisba a lo lejos en su isla, Liberty Island.

Muy cerca, verás también la isla de Ellis Island, la antigua entrada a la ciudad para millones de inmigrantes.

¿La estatua es más pequeña de lo que imaginabas? Desde el ferry de Staten Island, se ve de lejos, pero, además, estamos tan acostumbrados a verla en pelis y fotos que nos suele sorprender su tamaño.

¡Un buen zoom en la cámara e incluso lograrás captarle las arrugas del rostro! Pero hay que reconocer que se conserva muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que da la bienvenida a los visitantes desde 1886. En este artículo recopilamos 10 curiosidades de la estatua.

El ferry de Staten Island y la Estatua de la Libertad

Como comentábamos al principio del artículo, si te hace ilusión ver la estatua de cerca y pasear por la isla lo mejor es que te unas a uno de los cruceros de Statue Cruises.

Aunque existen muchos cruceros que se acercan a la estatua, esa es la única empresa autorizada para desembarcar en Liberty Island y en Ellis Island. Aquí te contamos cómo visitar la Estatua de la Libertad.

Pero, si prefieres ahorrar y te conformas con ver a la gran dama estadounidense alzar su antorcha desde lejos, el ferry de Staten Island te regala la ocasión ideal.

 

Otras ideas gratis: Además del ferry, en la Gran Manzana te esperan otras muchas propuestas sin gastar ni un dólar. ¡Toma nota de todo lo que puedes hacer gratis en Nueva York!

Estatua de la libertad ferry

Qué hacer en Staten Island

Cuando el ferry recala en la terminal de Staten Island, todos los pasajeros tienen que bajarse. Si quieres volver a Manhattan, haz como la mayoría de gente y sitúate en la cola para tomar el siguiente ferry hacia la Gran Manzana.

Pero, ya que has llegado hasta aquí, ¿por qué no descubrir el menos conocido de los cinco distritos de Nueva York?

Si tienes una MetroCard, súbete a un autobús local, explora la isla y disfruta de una tranquilidad impensable en Manhattan.

Algunos lugares que nos gustan son Snug Harbor y el Jardín botánico, el homenaje a las víctimas del 11-S (llamado Postcards), Fort Wadsworth y sus vistas del puente de Verrazano o el Historic Richmond Town, una aldea-museo que interpreta la historia estadounidense.

Escenarios de cine en Nueva York: Verrazano Bridge en Fiebre del sábado noche

¡Y vuelta a la Gran Manzana!

Una última recomendación para exprimir al máximo el ferry de Staten Island: busca a qué hora se pone el sol en Nueva York y haz coincidir tu viaje de regreso con el atardecer.

Así, disfrutarás de la impresionante imagen de Manhattan con las luces encendidas. En especial, entre semana, cuando en el Distrito Financiero el ritmo es frenético.

 

Te recomendamos: Aquí tienes otros lugares para ver el skyline de Nueva York gratis (o por pocos $$).

Nueva York de noche

Información práctica

Subir al ferry de Staten Island

Artículo actualizado en noviembre de 2018 y publicado por primera vez en febrero de 2015.