En Nueva York, una ciudad construida capa a capa por comunidades de inmigrantes, puedes probar cualquier gastronomía del mundo con solo subir al metro y recorrer unas cuantas paradas.

Bagels de buena mañana, boles humeantes de ramen, vendedores de churros en el metro… Aquí conviven mil y un platos, desde los más simples y deliciosos hasta los más elaborados.

Así que acompáñanos a un recorrido gastronómico por la ciudad: ¡hoy recopilamos 19 comidas típicas de Nueva York que puedes probar durante tu viaje!

Las comidas típicas de Nueva York - Hot dogs, pretzels, bagels

19 comidas típicas de Nueva York

¿Preparado para devorar platos neoyorquinos? Hemos elegido los que más representativos son para nosotros, pero teníamos decenas y decenas de contrincantes…

¡Así que no te quedará más remedio que visitar la ciudad y probarlos todos!

 

Apúntate: En nuestra guía de dónde comer en Nueva York te esperan otros muchos platos, restaurantes y mercados de comida.

1. Bagel con cream cheese

Los bagels son uno de los desayunos estrella de Nueva York porque, además de estar de vicio, te llenan de energía para todo el día.

Son panecillos redondos y agujereados, herencia de los inmigrantes judíos en la ciudad, que se abren por la mitad y se rellenan de ingredientes como cream cheese (queso crema) o lox (salmón).

El secreto de los bagels neoyorquinos es que se hierven en agua antes de hornearlos, aunque hay quien asegura que el agua de la ciudad es lo que los hace inimitables.

 

Te recomendamos: ¿Te ruge ya el estómago? Tras leer sobre los tipos de bagels de Nueva York y dónde comerlos, ¡seguro que sí!

Dónde comer un buen bagel en Nueva York

2. Frutos secos garrapiñados de los carros callejeros

Vas caminando por el centro de Manhattan en una tarde fría de invierno y, de repente, te llega el aroma inconfundible del azúcar tostado… ¡Y sabes que cerca hay un carrito callejero de frutos secos garrapiñados!

Y es que no todos los carritos venden pretzels o hot dogs. Los de Nuts4Nuts te sirven almendras, cacahuetes, anacardos o nueces pecanas recubiertos de azúcar caramelizado, en una bolsita que aún mantiene el calor.

Aunque debemos reconocer que los roasted nuts casi siempre nos decepcionan (a veces, están recalentados y no tan crujientes como imaginabas), ¡el olor es irresistible y siempre caemos!

 

¿Sabías que…? Los carritos de frutos garrapiñados llegaron a la ciudad de la mano de los argentinos hacia los años 90 y hoy ya se han convertido en una de las comidas típicas de Nueva York.

3. Una slice de New York Pizza

La pizza al estilo neoyorquino (New York-style pizza) es lo más simple, aceitoso y, a la vez, delicioso, del mundo: una masa fina, una capa de salsa de tomate con especias y una capa de mozzarella.

Las pizzas se dividen en porciones gigantes, las slices, que ya son todo un símbolo de Nueva York. No hay neoyorquino que no haya comido alguna vez una slice (son gigantes, así que con una sueles llenarte) paseando por la calle, ya que las tiendas no suelen tener espacio para sentarte.

Así que te la sirven en un plato de cartón y la devoras donde puedas. Eso sí, como todo neoyorquino sabe, hay que doblarla por la mitad para poderla comer con una sola mano y que el aceite no acabe en tu ropa.

 

¿Sabías que…? Además de la plain slice (la de queso), otras pizzas que encontrarás son la de pepperoni, la de verduras, la de melanzane (trozos de berenjena rebozada y frita)… ¡e incluso albóndigas o macarrones!

La típica pizza de Nueva York

4. Tarta de queso New York Cheesecake

Otra de las comidas típicas de Nueva York es su tarta de queso, la famosa y golosa New York Cheesecake.

Se trata de una tarta densa y cremosa elaborada a partir de toneladas de queso crema (cream cheese), nata, huevos y azúcar.

Aunque luego algunos restaurantes le añaden acompañamientos como mermelada o frutas, la más tradicional no lleva nada de nada. Solo un círculo perfecto e irresistible de tarta en la que te costará no hundir la cara.

Por cierto, los neoyorquinos están divididos en cuanto a la mejor tarta de queso: ¿la de Junior’s o la de Eileen’s? ¡Ya tienes excusa para probar un par!

 

¿Sabías que…? El famoso queso Philadelphia nació en el estado de Nueva York en 1880, pero le pusieron ese nombre para que los consumidores lo asociaran con la buena reputación de las granjas y queserías del estado de Pennsylvania. ¡Viva el marketing americano!

Planes originales en Nueva York - Junior's Cheesecake

5. Los dónuts

Quizás Homer Simpson no lo sepa (los detalles no importan cuando los tienes delante), pero los dónuts se inventaron en Nueva York a partir de un tipo de masa frita que los pobladores holandeses trajeron a Nueva Amsterdam.

Así que, durante tu viaje, puedes zamparte un dónut (o tres) sin remordimientos sabiendo que lo haces para conocer mejor una de las comidas típicas de Nueva York. ¡Trabajo de investigación!

Hablando de trabajo de investigación, nosotros hemos probado decenas de sitios distintos y recopilamos nuestros favoritos en esta guía de los mejores dónuts de Nueva York.

 

¿Sabías que…? El nombre de la famosa cadena Dunkin’ Donuts es un juego de palabras con el verbo to dunk (mojar) porque mucha gente moja los dónuts en café o en leche.

Los mejores donuts de Nueva York: Doughnut Project

6. Un bacon, egg and cheese en un deli

Si un neoyorquino no es devoto de los bagels con cream cheese, es probable que lo sea de otro de los desayunos más simples y clásicos de la ciudad: el bacon, egg and cheese (BEC).

Como su nombre indica, el BEC es un sándwich con bacon, huevo frito o revuelto y queso. Se sirve caliente en un panecillo (roll) o, a veces, también en un bagel.

Es el típico desayuno que muchos trabajadores engullen en un milisegundo de camino al trabajo, así que lo sirven en todas partes, desde los puestos callejeros hasta los delis y bodegas de la esquina.

 

Apúntate: Pasa por nuestro diccionario de Nueva York para descubrir los delis, bodegas y otras palabras que encontrarás en tu viaje a la ciudad.

7. Los pretzels de los carritos callejeros

Los pretzels, esos bollos en forma de lazo espolvoreados con trocitos de sal, llegaron a Estados Unidos de la mano de los inmigrantes alemanes.

Los más famosos se fabrican en Pennsylvania, pero, con el tiempo, también se han convertido en un símbolo de Nueva York, ya que no hay carrito callejero que no venda pretzels calentitos con mostaza (opcional) por un par de dólares.

Pero, para serte sinceros, aunque devorar un pretzel paseando por Central Park es una imagen muy neoyorquina, los de los carritos callejeros suelen estar bastante maluchos.

Si puedes, es mejor probarlos en una cervecería o bar, en una cadena como Auntie Anne’s, en algún mercadillo (en Navidad, suelen servir los de Sigmund’s)…

 

¿Sabías que…? Estos pretzels gigantes son blanditos y se llaman soft pretzel para distinguirlos de los mini pretzels crujientes que se venden en los supermercados, como si fueran galletitas saladas.

Los pretzels de los carritos callejeros, una de las comidas típicas de Nueva York

8. Un plato de Chicken & Waffles

El chicken & waffles es un plato típico de la gastronomía afroamericana del sur de Estados Unidos que llegó a Nueva York gracias a los vecinos del Harlem.

Es tan sencillo y reconfortante como su nombre indica: gofres acompañados de pollo frito y, para que el plato no sea tan seco, mantequilla o jarabe de arce (maple syrup).

Son la especialidad de la casa de muchos restaurantes sureños del Harlem, como Sylvia’s, Red Rooster o Melba’s, aunque te recomendamos también los de Clinton St Baking Co y los de Sweet Chick. ¡Estos últimos tienen una versión vegana que está para chuparse los dedos!

 

Te recomendamos: Recorre el Harlem y degusta la gastronomía sureña con nuestra guía del barrio.

Chicken and waffles en Sweet Chick, una de las comidas típicas de Nueva York

9. Una galleta Black & White Cookie

Aunque si hablamos de galletas en Nueva York seguro que más de uno saliva pensando en las cookies de Levain Bakery (¡nuestro reino por una ahora mismo!), hay galleta aún más típica de la ciudad: la Black & White Cookie.

Se trata de una galleta abizcochada que se glasea por encima: una mitad con vainilla, de color blanco, y la otra mitad con chocolate, de color oscuro. De ahí el nombre de ‘blanco y negro’.

Es probable que llegara con los inmigrantes alemanes, aunque la ciudad las ha hecho suyas y, hoy en día, no hay supermercado ni deli que no venda Black & White Cookies. Las de Zabar’s, otra institución neoyorquina, son de las más famosas.

Black and white cookies, las galletas típicas de Nueva York

10. Unos cannoli en Little Italy

Otra de las herencias culinarias que los italianos regalaron a Nueva York son los cannoli, dulces en forma de cilindro que se rellenan de queso ricotta y de otros ingredientes, como pistacho, chocolate o vainilla.

Si paseas por el Little Italy de Manhattan, los verás expuestos en la mayoría de restaurantes. Aunque es una zona muy turística y, a veces, fabrican tantos a la vez que a lo largo del día se vuelven blandurrios.

Si puedes, te recomendamos probarlos en algún restaurante italiano de un barrio menos turístico de Manhattan o en la pastelería Veniero’s, en el East Village, donde muchos aseguran que preparan los mejores de la ciudad.

Los cannoli, un plato famoso de Nueva York

11. Un hot dog, el rey de las comidas típicas de Nueva York

Seguro que, si piensas en comidas típicas de Nueva York, el hot dog es una de las primeras que se te ocurren, ¿verdad?

Es imposible caminar por Manhattan sin toparte con un carrito de hot dogs, y en los partidos de béisbol la mayoría de espectadores lleva uno en la mano.

Los hot dogs de la ciudad se sirven con chucrut (col agria), mostaza picante y, a veces, cebolla.

El título de los mejores hot dogs de Nueva York suele atribuirse a Nathan’s (puedes aprovechar para probarlos cuando visites Coney Island o en sus carritos callejeros). Pero, para muchos, los de Gray’s Papaya, Papaya King o Crif Dogs (estos últimos también tienen versión vegetariana) están aún más ricos.

 

Apúntate: Un hot dog de un carrito callejero suele costar unos pocos dólares, pero, en zonas muy turísticas, a veces timan a los turistas. Pregunta antes por el precio y viaja prevenido con nuestro artículo de los timos más comunes en Nueva York.

Curiosidades-de-Nueva-York-que-te-sorprenderan-Food-Truck-Carrito-ComidaVisitar Coney Island Nueva York Parque de atracciones y playa

12. Un cronut de Dominique Ansel

Dominique Ansel, el maestro pastelero detrás de la pastelería homónima del SoHo, es conocido por sus dulces creativos.

Pero ninguno ha alcanzado la fama del delicioso cronut, un híbrido entre croissant y dónut que inventó hace unos años y que revolucionó el panorama pastelero de Nueva York.

Hoy, las colas para conseguirlo ya no dan la vuelta a la manzana, pero, aun así, te aconsejamos reservarlo a través de la web, como te contamos aquí, ya que cada día se agotan.

 

Te recomendamos: ¿Goloso? Aquí van 15 dulces y postres de Nueva York a los que tienes que hincar el diente sí o sí, ¡cronut incluido!

Comprar cronut Nueva York Dominique Ansel Bakery

13. Un buen cupcake

El furor por los cupcakes, magdalenas recubiertas de 2934809 kg de glaseado, alcanzó su apogeo en la época de Sexo en Nueva York, cuando Carrie y Miranda los devoraron en uno de los capítulos de la serie.

Fue entonces cuando pastelerías como Magnolia Bakery pasaron a formar parte del radar de todos los neoyorquinos, y hoy en día encontrarás mil y un lugares especializados en estos dulces.

En el artículo de los mejores cupcakes de Nueva York compartimos algunos de nuestros favoritos, como los de Sprinkles, los de Empire Cake o los de Georgetown Cupcake.

Los mejores cupcakes de Nueva York - Sprinkles Cupcakes

14. Un sándwich de pastrami

Sentarte en una de las mesas de Katz’s Delicatessen y que pongan frente a ti un sándwich de pastrami y pan de centeno casi más grande que tu cabeza.

Una de esas experiencias que consiguen unir, durante lo que dura una cena, a neoyorquinos y turistas.

Y es que es imposible no asociar este clásico judío, una de las comidas típicas de Nueva York, con el restaurante Katz’s, en Lower East Side, que tal vez recuerdes de la peli Cuando Harry encontró a Sally.

Pero quedas avisado: ¡incluso compartiendo un sándwich de pastrami es difícil acabártelo!

 

Te recomendamos: Katz’s es uno de los escenarios de cine en Nueva York que puedes visitar. ¡Descubre otros muchos en el enlace!

Nueva York de cine Cuando Harry encontró a Sally

‘Cuando Harry encontró a Sally’ en el Katz Deli. ©FILMography

15. Un café para llevar

Cawfeeeee. Quizás de entrada no te parezca una de las comidas típicas de Nueva York, pero, tras unos días aquí, te darás cuenta de que el café es el combustible que mueve la ciudad.

Los neoyorquinos lo beben a todas horas y en cualquier lugar, desde en el metro hasta para acompañar la comida, en tazas gigantes con cafeína para despertar incluso a un elefante.

Así que encuentra una cafetería cercana a tu alojamiento que te guste, elige una de las opciones, ¡y ya tienes una tradición neoyorquina para cada mañana de tu viaje!

 

Apúntate: Aquí te contamos cómo pedir un café en Nueva York, desde qué tipos existen hasta las palabras más utilizadas.

Un café latte en Nueva York

16. Unos huevos Benedict

Los fines de semana, en Nueva York es costumbre tomar el brunch, una mezcla entre desayuno y comida a media mañana en la que suelen predominar los huevos.

Uno de los platos más típicos son los Eggs Benedict, huevos pochados con salsa holandesa (yemas de huevo, mantequilla y limón) y bacon que se sirven encima de un muffin inglés (un panecillo redondo).

Al parecer, los huevos Benedict se inventaron en Nueva York, aunque hay varios lugares que aseguran haber sido los primeros en servirlos, como el hotel Waldorf Astoria o el restaurante Delmonico’s.

Sea como sea, ¡no faltan en ninguna carta de brunch! Como estos otros platos típicos del brunch en Nueva York.

Brunch en Cafe Mogador Williamsburg East Village-6

17. Una buena hamburguesa

¿No creías que íbamos a recopilar comidas típicas de Nueva York sin incluir una hamburguesa para rechupetearse los dedos, no?

Las burgers son casi una religión en la ciudad: cada neoyorquino tiene sus favoritas, ya sean las de cadenas de comida rápida como Shake Shack o las de lugares tan míticos como Minetta Tavern, J.G. Melon o P.J. Clarke’s.

Y, para zamparte una buena hamburguesa vegetariana, a nosotros nos encanta Superiority Burger, en el East Village (para llevar). En la cadena Bareburger también tienen varias opciones veganas.

Shake Shack Nueva York hamburguesas

18. Unos pancakes con maple syrup

Y en esta lista tampoco podían faltar unos tentadores pancakes, las clásicas tortitas. Desde los diners hasta los hogares, están presentes en muchos desayunos alrededor de Estados Unidos, sobre todo los fines de semana.

En Nueva York, encontrarás los pancakes en casi todos los menús de brunch. Suelen servirlas solas (con mantequilla o maple syrup, ¡eso que no falte!) o con arándanos, plátanos, fresas, nata…

Nuestras favoritas son las de Clinton St Baking Co, aunque no siempre es fácil conseguir mesa porque suele haber cola, así que puedes probarlas en cualquier otro sitio y seguro que, tan blanditas y bañadas en irresistible jarabe de arce, no te decepcionan.

19. Un plato de comida halal de un carrito

Aunque asociemos los carritos callejeros de Nueva York con hot dogs y pretzels, hoy en día la mayoría sirven comida halal, un plato especiado con arroz, carne (de ternera, cordero, pollo o falafel, en la versión vegetariana) y alguna verdura bañados en salsa roja y blanca.

Como tantas otras delicias neoyorquinas, es herencia de inmigrantes, en este caso, de musulmanes de países como Egipto, Bangladesh o Pakistán.

Los mismos recién llegados que conducen los taxis amarillos fueron quienes, a principio de los años 80, comenzaron a abrir estos carritos en los que hoy comen y cenan miles de neoyorquinos.

Los encontrarás por todo Manhattan, aunque el más famoso, sin duda, es el de Halal Guys: ¡las colas a veces dan la vuelta a la calle!

Extra: Galletas Oreo rebozadas y fritas

Vale, este no es uno de los platos típicos de Nueva York. ¡Pero sí de los más sorprendentes!

Y, con la cara (entre curiosidad y asco) que ponen la mayoría de nuestros amigos cuando les contamos que nos hemos zampado unas Oreo fritas, nos apetecía incluirlas en esta lista por si tú también te animas.

Las venden sobre todo en mercados y en ferias callejeras, aunque también en algunos restaurantes, y son una especie de buñuelos de masa frita con una Oreo en el interior. Como se sirven calientes, la masa y la galleta se funden en un mismo bocado.

Sí, tienen 9442923 calorías… ¡pero están bastante ricas! Las de la foto son una versión que sacaron en el supermercado imitando las de las ferias.

Oreos fritas y rebozadas, una de las comidas típicas de Nueva York

¡Y hasta aquí nuestro recopilatorio de comidas típicas de Nueva York! Hemos dejado muchas fuera, pero, si no, la lista no acabaría nunca… ¡y no dejaríamos de tener hambre!

Cuéntanos, ¿qué comidas probaste tú en Nueva York y cuáles recomendarías a otros viajeros?

 

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'