Te acaba de llegar la confirmación de los vuelos y ya es oficial: ¡vas a viajar a Nueva York!

En ese momento, todos empezamos a soñar despiertos… Y, con la ilusión, es fácil pasar por alto algún detalle práctico o cometer algún error de principiante.

Tras muchos años recibiendo a amigos en nuestra ciudad, hemos visto de todo. Así que, para que tu viaje salga redondo, hoy te contamos 15 errores que cometemos al viajar a Nueva York y cómo puedes evitarlos.

10 errores que cometemos al viajar a Nueva York y cómo evitarlos

Evita estos errores que cometemos al viajar a Nueva York

En A Nueva York escribimos una sección llamada ‘Como un neoyorquino’ en la que compartimos consejos y aspectos menos típicos de la ciudad. Puedes leer también:

Errores que cometemos al viajar a Nueva York y consejos - Skyline

1. No informarte sobre el visado

Uno de los principales errores que cometemos al viajar a Nueva York tiene que ver con la documentación.

Y es que visitar la ciudad no es tan sencillo como montarte en un avión: previamente necesitarás haber pedido un visado de turista o, si eres residente de uno de los países con acuerdos con Estados Unidos, haber rellenado el formulario ESTA y que te lo aprueben.

A menudo recibimos correos de gente que se percata de que necesita una autorización poco antes del viaje, así que es muy importante que te informes con tiempo.

El ferry de Staten Island y la Estatua de la Libertad

2. Subestimar el control de seguridad del aeropuerto

No tienes por qué temer el control de seguridad del aeropuerto de Nueva York, pero tampoco tomártelos a la ligera.

Te pregunten lo que te pregunten, pon la verdad por delante. Una pequeña mentira o despiste puede desembocar en horas de espera, y, en el peor de los casos, en que te prohíban entrar al país.

El contratiempo no compensa cuando estás aquí para pasar unos días fantásticos en la ciudad, ¿verdad?

Además, ten en cuenta que estos controles a veces son rápidos (unos 20 minutos), mientras que, en determinados días y horas, puedes encontrar colas de más de 2 horas.

Intenta ser algo flexible con las opciones de transporte y la hora de llegada al hotel, porque puede que te retrases un poco.

3. Pensar que la ciudad te enamorará desde el primer minuto

Lo que vamos a contarte quizás te resulte extraño, porque es algo que las guías de Nueva York no cuentan, y todo el mundo habla de cómo se enamoró de la Gran Manzana a primera vista.

Pero no te preocupes si tu primera impresión de la ciudad es mala, a muchos nos ha pasado.

Llegas cansado y atontado por el jet lag tras un largo vuelo, te arrojan en medio de una ciudad frenética, entre cientos de taxis haciendo sonar el claxon, peatones que parece que en vez de caminar hagan carreras de fondo… Y piensas: ¿esto es Nueva York? ¿De verdad?

Tranquilo: descansa, mañana verás la ciudad de otro color… Y te enamorarás. Hasta las trancas. Puede que tardes más o que tardes menos, pero, créenos… ¡Querrás regresar!

 

Porque no todo es de color de rosa, aquí recopilamos otras cosas que las guías de Nueva York no te cuentan.

Que-ver-Nueva-York-un-dia-Ruta-Manhattan-Quinta-Avenida-Rockefeller

4. Planificarlo todo al dedillo

Nueva York es tan inmensa que un poco de planificación es indispensable. Por ejemplo, decidir qué atracciones quieres visitar, elegir si usarás alguna tarjeta turísticacomprar entradas para algún deporte o para un musical de Broadway

Pero no quieras tenerlo todo atado y bien atado, porque la Gran Manzana es también el paraíso de lo espontáneo.

Date tiempo para contemplar esa puesta de sol alucinante junto al río, regálate un descanso en una plaza y un bagel con dos toneladas de cream cheese cuando no puedas caminar más, párate a disfrutar de ese espectáculo callejero…

Seguro que esos momentos inesperados se convertirán en los recuerdos más entrañables.

 

Apunta estos rincones secretos y estos planes originales y vivirás una faceta desconocida de la ciudad.

Guía del West Village: ruta por el barrio y sus calles

5. Contratar el seguro equivocado

Para viajar a cualquier lugar de Estados Unidos, necesitarás contratar un seguro sí o sí: la sanidad es tan cara que, si tuvieras algún problemilla de salud o algún accidente, los gastos médicos podrían costarte de cientos a miles de dólares.

Pero no todos los seguros son iguales, y aquí es donde a menudo vemos uno de esos errores que cometemos al viajar a Nueva York: contratar el plan más barato sin fijarnos en la cobertura.

Para Estados Unidos, nosotros te recomendamos que la cobertura sea, como mínimo, de 200 000 €; y si puede ser mayor, aún mejor. Así tendrás la tranquilidad de que, en caso de necesitar ir al médico o al hospital, los gastos estarán cubiertos.

 

Te recomendamos: Aquí te contamos en qué fijarte para elegir un seguro de viaje para Nueva York. Un plan que recomendamos es el Viaje Premium de Mondo. Consigue un 5 % de descuento al contratarlo desde aquí (se aplica al calcular el precio).

6. No patearte la ciudad

El metro de Nueva York se convertirá en tu gran aliado, y la tarjeta Metrocard, en tu mejor amiga.

Pero no hace falta que lo tomes por sistema. Intenta juntar las visitas que quedan cerca en un mismo día (como te proponemos, por ejemplo, en esta ruta de un día por Nueva York) e ir de un lugar a otro a pie: descubrirás otra ciudad.

¿Por qué? Porque no saltarás de un lugar turístico a otro, sino que por el camino te harás partícipe de la vida de los neoyorquinos: los delis, las lavanderías, los pequeños parques, la gente yendo de un lado a otro, el ambiente en las calles…

Nueva York tiene mil caras sorprendentes, y, pateando la ciudad, te aseguramos que conocerás una de las más fascinantes. Y, además, te ahorrarás unas cuantas aglomeraciones en el metro. ¡Todo son ventajas!

 

Aquí recopilamos 50 curiosidades de Nueva York que te llamarán la atención durante tu viaje.

10 errores que cometemos al viajar a Nueva York - Greenpoint, Brooklyn

7. Elegir el hotel equivocado para tu viaje

Otro de los grandes errores que cometemos al viajar a Nueva York tiene que ver con el alojamiento.

Los alojamientos en Nueva York no se miden como en el resto del mundo: una semana en un hotel de dos estrellas puede costarte miles de dólares.

Los hoteles son caros y, muchas veces, viejos, para nada merecedores del precio que cobran.

Por eso siempre te aconsejamos leer críticas antes de reservar, y quizás estirar un poquito más el presupuesto en alojamiento (o dormir en Brooklyn o en Queens) si eso significa encontrar un lugar más cómodo.

Al fin y al cabo, aunque solo uses el hotel para dormir y de día te dediques a explorar la ciudad, cuando llegues agotado agradecerás tener en un lugar donde te sientas a gusto.

Los mejores hoteles en Brooklyn McCarren Hotel

8. No llevar la ropa adecuada

Sí, todos queremos salir estupendos en la foto en lo alto del Top of the Rock, pero después de diez horas caminando por la Gran Manzana, tal vez te arrepientas de tu elección de armario.

En Nueva York patearás y patearás, e, incluso cuando tomes el metro, bajarás y subirás escaleras a raudales, por lo que agradecerás muchísimo llevar ropa y calzado cómodos dentro de tu estilo.

Y, si nos visitas en invierno, no subestimes las temperaturas y lleva buena ropa de abrigo. Quizás no usarás los guantes o el gorro a diario, ¡pero qué bien tenerlos para esos días en los que te tiemblan hasta los huesos!

Si el tiempo te pilla desprevenido y necesitas comprar alguna prenda, puedes pasar por tiendas como Old Navy, H&M, Gap o por alguno de los outlets de Nueva York.

 

En nuestro calendario de Nueva York tienes las temperaturas para cada mes del año. Además, aquí te contamos qué ropa llevarte según la época dónde comprar ropa en Nueva York.

Que-hacer-febrero-Nueva-York-Central-Park-1500

9. No salir de Midtown

Midtown, la zona de Manhattan entre las calles 14 y 59, es donde la mayoría de viajeros se aloja y pasa más tiempo.

Por ponerte algunos ejemplos, allí se encuentran Times Square, Hudson Yards, el Rockefeller Center, el Empire State Building, Bryant Park, Grand Central Terminal

Cómo escapar, ¿verdad? Pero, pese a sus encantos, Midtown es también el área más bulliciosa, un caos de taxis y oficinas que nunca afloja y que puede resultar muy agobiante tras unos días.

Nuestra recomendación es que, tras visitar lo más emblemático, hagas como los neoyorquinos y te olvides de Midtown.

En su lugar, recorre barrios de la zona de Downtown como los Villages, el Lower East Side o Tribeca, mucho más tranquilos y pintorescos, o pasea por zonas de Uptown como el Upper West Side, el Upper East Side o Harlem.

 

En nuestra guía de los barrios de Manhattan te proponemos ideas en cada uno. ¡Elige unos cuantos y descubre la ciudad más allá de Midtown!

Guía del West Village de Nueva York: Bleecker Street

10. No salir de Manhattan

Ahora que ya has salido de Midtown, ¡toca conocer también el resto de la ciudad! Siempre ponemos énfasis en que Nueva York es mucho más que Manhattan, ya que la isla es solo uno de sus cinco distritos.

Sal de la Gran Manzana, dedica un día a Brooklyn, Queens, el Bronx o Staten Island y descubrirás un sinfín de caras de la ciudad que jamás hubieras imaginado.

Es en esos lugares donde vive la mayoría de neoyorquinos; sin embargo, muchos turistas no se aventuran más allá de la Gran Manzana por prejuicios, inseguridad o simplemente porque no saben que el encanto de Nueva York se extiende mucho más allá de la cuadrícula de Manhattan.

Y es una lástima, ¡así que a explorar se ha dicho!

 

Para animarte a salir de Manhattna, nosotros te contamos qué visitar en cada distrito de Nueva York, desde el Bronx hasta Staten Island.

10 errores que cometemos al viajar a Nueva York - Brooklyn Heights

Casitas del barrio de Brooklyn Heights, en Brooklyn

11. No comer más que hamburguesas

Los que dicen que en Nueva York no se come bien… ¡Han encontrado la excusa perfecta para vivir a base de hamburguesas, slices de pizzadonuts gigantes!

Y no podemos culparles. Pero, si te apetece algo más ligero y no sabes por dónde empezar, porque los restaurantes te parecen muy caros (y más incluyendo la propina), que sepas que es muy fácil comer rápido y sano en Nueva York.

Hay infinidad de delis con barras de comida a peso con ensaladas, platos calientes y fruta por pocos dólares.

En los supermercados de la ciudad también venden ensaladas y sándwiches individuales para llevar. Un lugar que no nos cansamos de recomendar es Whole Foods, ¡muchísima variedad de comida sana a precios normalitos!

 

Aquí tienes nuestras recomendaciones de dónde comer en Nueva York.

Picnic-en-Central-Park-Whole-Foods-Nueva-York

12. Dejar que te timen

Si abres un mapa en mitad de la calle, es probable que en pocos segundos alguien te pregunte si necesitas ayuda. En Nueva York encontrarás amabilidad.

Pero, por desgracia, el hecho de ser una ciudad tan turística también propicia que existan muchos estafadores que ven en los turistas una fuente de ingresos rápida y fácil.

Entre otras cosas, intenta no comprar entradas en la calle a menos que provengan de la fuente oficial, no compres tarjetas de metro de reventa y ten cuidado con las imitaciones.

 

Para que estés alerta, aquí te contamos los timos más comunes en Nueva York (y cómo puedes evitarlos).

Errores viajar Nueva York Brooklyn Bridge Park-1

13. Subir a los carruajes de caballos de Central Park

Cuando visites Central Park, fíjate en las decenas de carruajes tirados por caballos que esperan a las puertas del parque.

A muchos viajeros les resulta una imagen de lo más romántica, y no podemos culparles, ya que solemos verlos durante solo unos minutos.

Pero estos animales pasan allí horas y horas, llueva o nieve, caminando entre coches y taxis por las avenidas de Manhattan para llegar a su puesto de trabajo.

Pudiendo recorrer Central Park a pie o en bici, nos parece innecesario que sigan existiendo los paseos en carruaje. Y, aunque desde hace muchos años existe una gran presión para que los prohíban, la ciudad aún no ha dado el paso, así que está en nuestras manos no contribuir a ello.

 

En nuestra guía de Central Park encontrarás un itinerario a pie por el parque, la mejor manera de explorar todos sus rincones.

Carruajes-de-caballos-en-Central-Park

14. Pensar que con las tarjetas turísticas te saltarás las colas

Este es uno de los errores que cometemos al viajar a Nueva York con los que nos encontramos a menudo: muchos viajeros compran una tarjeta turística pensando que de ese modo se saltarán las colas de las atracciones.

Hace unos años, es cierto que algunas tarjetas ofrecían grandes ventajas en ese sentido. Pero, hoy en día, casi todo el mundo viaja con tarjetas y las atracciones ya no suelen darles prioridad.

Sí, muchas veces te saltarás la cola de la taquilla, pero en lugares como el Empire State Building o la Estatua de la Libertad, aún te esperan otras colas de las que no te librarás.

Por eso, nosotros siempre recomendamos elegir una tarjeta turística teniendo en cuenta el ahorro de dinero que te supone más que el de tiempo.

 

¿No sabes si te compensa alguna tarjeta? En nuestra comparativa de tarjetas turísticas de Nueva York te contamos las ventajas, precios y diferencias entre las más famosas.

Cómo visitar la Estatua de la Libertad, el pedestal y la corona

15. Pararte en medio de la acera

Los neoyorquinos suelen ser amables… Excepto si te paras en mitad de la acera. Si lo haces, prepárate para conocer su yo más gremlin.

Y es que no hay nada que desespere más a un neoyorquino que ir caminando a la velocidad de la luz y que el peatón de delante se detenga de repente. 

Da igual que tengas una buena excusa: incluso si se acerca un meteorito gigante y el mundo está a punto de acabarse, si necesitas parar es mejor hacerlo en un portal, detrás de una papelera o en algún sitio donde no rompas con la corriente de peatones acelerados.

No nos lo tengas en cuenta: vivir en esta ciudad no siempre es fácil y a veces nos estresamos por pequeñeces como esta.

Guía de Williamsburg, Brooklyn - Bedford Avenue

¿Te suena alguno de estos errores que cometemos al viajar a Nueva York? Si has vivido alguno, o si los consejos te han servido, ¡cuéntanoslo en los comentarios!

Guía actualizada en febrero de 2020 y publicada por primera vez en enero de 2016.

Código de confianza

Si compras a través de algunos de los enlaces de A Nueva York, nos dan una pequeña comisión. Así podemos compartir guías gratis, independientes y sin anuncios. ¡Gracias! Nuestro código de confianza.

45 consejos para viajar a Nueva York

¿Quieres recibir las nuevas guías de Nueva York?

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y te enviaremos los '45 consejos para preparar tu viaje a Nueva York'